Gremios docentes se manifestaron en contra de extender la jornada escolar

Desde hace varios días, el Gobierno Nacional, a través del Ministerio de Educación, se encuentra trabajando en un proyecto para extender una hora la jornada escolar, iniciativa que despertó la disconformidad de los gremios docentes y que en nuestra ciudad no fue la excepción.

El Diario habló con Sandra Gimaray y Armando Poblet, dirigentes de UDOCBA y SUTEBA, respectivamente, quienes analizaron la situación y se refirieron al polémico proyecto.

“En relación con los trascendidos periodísticos que dan cuenta de una iniciativa para extender la jornada de clase en las escuelas primarias, UDOCBA no ha sido consultada ni informada acerca de su aplicación”, explicó Gimaray.

“No hubo ningún tratamiento oficial de esta medida que, según trascendidos, será tratada en el seno del Consejo Federal de Educación, pero hasta la fecha no lo ha hecho. La iniciativa es inviable porque traería muchas dificultades de infraestructura, además de no contemplar que muchas escuelas primarias comparten edificio con otros niveles educativos”, agregó.

Y cerró: “Se están vulnerando los derechos adquiridos de los docentes titulares, generaría superposición horaria y de organización familiar ya que deberían ingresar antes de las 7 y salir pasadas las 18, entre otros problemas”.

Por su parte, Poblet indicó: “Rechazamos cualquier modificación del sistema educativo donde haya una vulneración de los derechos laborales, especialmente con respecto al tema que significaría la sobrecarga laboral. Además, cualquier modificación del sistema educativo que afecte el ejercicio de la docencia es una cuestión que debe discutirse en el ámbito de las negociaciones paritarias, ya que allí no se discuten sólo salarios, sino que son varios temas que se abordan”.

“Respecto al incremento de la hora, no está especificado cómo mejoraría la calidad educativa de los alumnos. Lo que SUTEBA continúa exigiendo es que haya una inversión sostenida para poder subsanar las desigualdades entre jurisdicciones. En ese sentido, el ministro Perczyk debería estar preocupado porque haya igualdad educativa en todos los establecimientos de enseñanza”, añadió.

Y continuó: “La escuela es un eje organizador de toda la familia. Esa modificación de una hora produce un cambio en toda la organización familiar. Como ocurrió cuando se pasó a la escuela secundaria obligatoria de seis años, el debate no puede reducirse sólo al ministro con los gobernadores, sino que se deben considerar a todos los actores del sistema educativo”.

“No se puede perder de vista que hay una ley nacional de educación que dice que las cuestiones laborales en relación a los docentes se discute en el marco de paritarias”, concluyó.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio