Guadalupe Reser: “A muchas personas les molesta que los pobres se organicen”

La referente en Balcarce del Movimiento de Trabajadores Excluidos -MTE- habló con “Balcarce Vox”, programa que emite cada sábado FM 105.1. Dijo que ellos buscan la manera de gestionarse el trabajo, y que siempre lo piden. Señaló que las medidas de fuerza, como las marchas o los acampes, es la única manera de que los sectores postergados sean escuchados. Señaló que no viven de un Plan, sino de programas con contraprestaciones, con 4 horas diarias de labores. Aseveró que en Balcarce hay entre 12 y 15 merenderos/comedores a los que asisten alrededor de 1.200 personas con mayoría de adultos mayores y niños. También madres victimas de violencia de género. 

Guadalupe Reser dijo que los alimentos que vienen de Nación son escasos y que la Municipalidad de Balcarce, en alimentación, sólo aporta leche en polvo. Lamentó que hablen de las organizaciones sociales como si fueran malas palabras. Negó que se le saque una parte del dinero a sus miembros, y afirmó que sus dirigentes jamás les obligan a marchar. Expresó que cambia la calidad de vida el organizarse colectivamente…. “A muchas personas les molesta que los pobres se organicen. Los quieren ignorantes”, dijo.

A continuación transcribimos íntegramente la entrevista efectuada por “Balcarce Vox” a Guadalupe Reser, referente del MTE en Balcarce: 

Balcarce Vox: Tenemos, según el INDEC, una pobreza que supera al 37% y que alcanza a más de 17 millones de personas y de ellos más de 3 millones son indigentes. En la semana se ha debatido mucho sobre los acampes piqueteros y de diferentes organizaciones sociales en la 9 de julio con reclamos como la ampliación del programa Potenciar Trabajo y la mejora de la calidad y cantidad de los bolsones de comida. Para hablar de estos temas charlaremos con Guadalupe Reser, referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos:

Balcarce Vox: ¿Cómo estás viviendo vos esta situación de crisis que nos afecta desde el 2017?

Guadalupe Reser: “Nosotros siempre buscamos la manera de gestionarnos el trabajo. Siempre armando unidades productivas, armando ramas de trabajo, cooperativas que permiten generar trabajo pero como siempre somos el sector más postergado no nos tienen en cuenta en la agenda pública.

Nosotros siempre pedimos cosas para nuestros compañeros y para la gente que quiere estar en una comunidad organizada en donde tratamos de garantizar el alimento, el trabajo y una capacitación en oficios, para el secundario, para la universidad. La organización social te abre un montón de puertas pero lamentablemente no estamos dentro de la agenda de muchos”.

B.V.: ¿Qué es lo que se está reclamando en estos momentos desde las organizaciones sociales?

G.R.: “Estamos pidiendo más cupos para potenciar trabajo porque tenemos mucha gente anotada y trabajando. Un Potenciar trabajo lo que le garantiza al menos es un plato de comida diario, es un ingreso de alrededor de 16 mil pesos, que es la mitad de un salario mínimo. Hay que tener en cuenta que eso es un salario complementario. Complementa el salario que ya está obteniendo un compañero o una compañera que ya está trabajando en una comunidad organizada. No es que no se trabaja, por el contrario si se hace memoria los que paleamos la pandemia fuimos las organizaciones sociales, que hemos caminado los territorios, que hemos asistido a un montón de familias

Nosotros lo que siempre pedimos es trabajo, trabajo para la gente, y que se nos considere parte de la solución y no parte de un problema. Las medidas de fuerza que se toman, como las marchas o los acampes es de la única manera que los sectores postergados sean escuchados”.

B.V.: ¿Qué sería de esos hogares si, de repente, se quitase ese dinero, esos 16 mil pesos del Potenciar Trabajo, si se anulara la Asignación Universal por Hijo, etc.?

G.R.: “Mucha más pobreza para nuestra comunidad, más gente con hambre. La aparición de cada vez más merenderos o comedores.

Cada vez que se abre un comedero o un merendero en Balcarce nosotros lo sufrimos porque quiere decir que el trabajo que venimos haciendo en el territorio no es suficiente para garantizar la dignidad de poder tener la autonomía en un hogar de poder decir hoy comemos esto o hoy comemos aquello.

Nosotros no vivimos de un plan. Yo trabajo y mis compañeros trabajan también. No son planes, son programas con contraprestaciones. Cobramos el Potenciar Trabajo y tenemos que trabajar 4 horas por día en diferentes ramas como serían la construcción, rama sociocomunitaria, producción textil, huerta, etc. En estos días abrimos una casa de comida con tres compañeras que comandan la unidad productiva. Sabemos que el Potenciar es un parche momentáneo y que hay que reinvertirlo para crear unidades productivas”.

BV.: ¿Tenés idea de cuántos merenderos hay en Balcarce?

G.R.: “En Balcarce hay entre 12 y 15 merenderos/comedores”.

B.V.: ¿y a cuántas personas asisten? ¿Ha aumentado en los últimos tiempos la problemática?

G.R.: “Asisten alrededor de 1200 personas, la gran mayoría adultos mayores y niños. Tenemos madres solas con hijos, madres que han sufrido violencia de género y han tenido que abandonar sus hogares. Es tristísimo... y el problema está aumentado y por eso pedimos que se aumente la asistencia económica a los merenderos. No somos partidarios del asistencialismo pero tampoco podemos dejar que la gente se acueste con la panza vacía.

Cuando decimos que necesitamos más comida, no estamos hablando de que nos manden más polenta y leche en polvo. Necesitamos que manden alimentos más saludables. Los chicos no pueden comer todos los días polenta con fideos blancos. También se recibe la mercadería del SAE (Servicio Alimentario Escolar) que viene más completa desde el Consejo Escolar, pero es un paliativo. Hay que trabajar en la optimización de los recursos también”.

B.V.: ¿Los alimentos que reciben vienen de Nación?

G.R.: “Nuestra organización recibe una parte desde Nación y otra parte son compras propias. Lo que se recibe desde Nación es lo que está escaso. Ese es el reclamo de muchas organizaciones”.

BV.: ¿Ha disminuido la calidad de los alimentos que reciben en los últimos meses?

G.R.: “Sí, la calidad ha disminuido abismalmente”.

BV: ¿La Municipalidad de Balcarce ayuda, aporta alimentos también?

G.R.: “Solo la leche en polvo. Nada más. A veces cuando hay que ir a buscar la mercadería ponen el transporte. Tanto la Directora Paola (Paolo Moreno: Subsecretaría de Desarrollo Social) como Gustavo (chofer) siempre la mejor predisposición, no nos cobran el combustible ni nada pero tampoco queremos estar dependiendo de usar ese recurso”.

B.V.: En los últimos meses pensamos que se ha incrementado la demonización de las organizaciones sociales y piqueteras. ¿Ustedes lo sienten así también y a qué se puede atribuir ese fenómeno?

G.R.: “Hablan de las organizaciones sociales como si fueran malas palabras. Tiene que ver con quienes son los referentes, cómo son conocidas las organizaciones sociales en cada ciudad y también muchas veces tiene que ver en cómo hablan los compañeros y las compañeras sobre la organización social. Somos los postergados. Somos trabajadores de la economía popular, somos los que nos inventamos un trabajo cuando no lo había y esto a mucha gente le molesta. Molesta que la organización social tenga ese poder en el pueblo, en las calles que a mucha gente le cuesta entender. Hace unos días María Eugenia Vidal dijo quién les dio la legitimidad a las organizaciones sociales o a sus referentes para que manejen y decidan qué hacer con el recurso del Potenciar Trabajo. Y yo digo, ¿a quién se lo vas a dar?, si los que recorremos los territorios somos nosotros...Se habla desde el escritorio, desde la computadora o la televisión pero nosotros lo vemos en la diaria, cuando recorremos los territorios o cuando vemos que una olla ya no alcanza o que la gente se viene a anotar en el potenciar porque cree que es la única salida posible porque no hay laburo de otra cosa.

También pasa que hay muchas unidades productivas que quieren crecer y que cuando van a buscar todo para inscribirse legalmente les pegan mil vueltas, hay que pagar un montón de plata y entonces el emprendimiento se cae porque no pueden sostener la materia prima y las habilitaciones. Se dicen muchas cosas sobre las organizaciones pero no ven el trabajo que se hace verdaderamente.

Igualmente siempre tratamos de visibilizar los trabajos que hacemos. Hoy los compañeros de la rama construcción están haciendo jornada solidaria haciendo techos, o un pozo o una abertura. Y lo hacen por el solo hecho de que cobran un potencial trabajo y para retribuirle a la comunidad algo”.

B.V.: Esos sectores de derecha que cuestionan tanto a las organizaciones sociales sugieren que sus dirigentes se quedan con una porción de ese dinero que está destinado a los sectores más postergados...

G.R.: “Eso es algo que hay que preguntárselo a los compañeros. Pregunten a un compañero de cada organización si se le saca algo o tienen que pagar algo. Se dice eso y ha pasado que se denuncia ese tema, pero lo que perdura en el tiempo con la transparencia se va a notar mucho más que lo que se puede hacer mal”.

B.V.: ¿Son forzados algunas personas de las organizaciones a movilizarse o marchar?

G.R.: “Jamás...jamás. El MTE (Movimiento de los Trabajadores Excluídos) no participa en política. Nosotros no tenemos bandera política. Si queremos militar, fuera de los que es el MTE, podemos hacerlo donde nos parezca. La herramienta política está por fuera del MTE, es imposible que nos digan que tenemos que militar políticamente o marchar, que nos obliguen a militar a cambio de algo...”.

B.V.: Aclaramos que tampoco está mal marchar...

G.R.: “Por supuesto que no mientras que sea pacífico. No vamos a ir a romper algo o a pintar un lugar...no somos partidario de eso. Nosotros no estábamos en el acampe en la 9 de julio pero tampoco cuestionamos a los compañeros que estaban...por el contario...los apoyamos”.

B.V.: A muchas personas les molesta que los pobres se organicen...

GR.: “Por supuesto que les molesta, si los quieren ignorantes. Siempre se les cuestiona al Justicialismo que es el que quiere a la gente ignorante pero es una gran mentira. Nosotros pregonamos la salud pública, la escuela pública, los valores y las convicciones de la comunidad organizada. Cambia la calidad de vida de las personas el organizarse colectivamente”.

B.V.: ¿Podrías definirnos claramente el concepto de Unidad productiva?

G.R.: “Llamamos unidad productiva cuando tres o cuatro compañeras o compañeros se organizan y quieren emprender algo para ellos, para que además del Potenciar tengan un rédito extra. Por ejemplo las compañeras que abrieron ayer una casa de comidas. Son tres compañeras dentro del MTE. La organización las ayuda en un primer momento con la materia prima para que arranquen y después ellas avanzan por sus propios medios. Tenemos también otra unidad productiva en lo textil. Con el aporte voluntario de los compañeros se consiguió una máquina textil industrial y se compró la tela inicial y se hacen repasadores”.

B.V.: En los territorios se nos ocurre que las unidades productivas son las formas más concretas de transparentar el trabajo de las organizaciones sociales en la generación de trabajo genuino..

G.R.: “Tratamos de encontrarle la vuelta a todo. Personas que antes venían a buscar las viandas hoy son compañeros nuestros trabajando en alguna rama de producción. Si nosotros pudimos organizar a una comunidad de 100 familias, por qué no, con más potenciar y algún proyecto concreto no se va a poder organizar a mucha más gente para que trabaje de esta manera. Balcarce necesita que se le de una respuesta a la gente que necesita. Por eso queremos estar incluidos en la agenda pública y tenemos predisposición y necesitamos interactuar con el municipio, porque repito somos parte de la solución...no del problema”.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio