Afirman que la Sputnik Light tiene una efectividad del 70% contra la variante Delta

La efectividad de la vacuna Sputnik Light (el primer componente de la vacuna Sputnik V) contra la variante Delta de coronavirus es del 70% dentro de los tres meses posteriores a la inmunización, según datos difundidos este miércoles por el Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF) y el Centro Gamaleya.

En una conferencia de prensa, los desarrolladores indicaron que enviaron la información para ser publicada como preprint en la plataforma MedRxiv durante esta semana.

"La eficacia contra la variante Delta promedio dentro de los primeros tres meses de la vacuna Sputnik Light es del 70%, mientras que en las personas entre 18 y 60 años la eficacia supera el 75%", informó Denis Logunov, director adjunto de investigación del Centro Gamaleya, desarrollador de la vacuna Sputnik V.

Los investigadores señalaron que "los indicadores de la eficacia de Sputnik Light contra la variante Delta superan los de numerosas vacunas extranjeras de dos componentes, que muestran una disminución significativa en la eficacia a menos del 50% cinco meses después de la vacunación".

Además, la eficacia de la vacunación con Sputnik Light contra casos graves y hospitalizaciones es incluso mayor.

El análisis fue llevado a cabo por el Gamaleya sobre la base de datos de julio de 2021 de 28 mil personas vacunadas en Moscú con el primer componente de la Sputnik V, comercialmente registrada como Sputnik Light, en comparación con un grupo control de 5,6 millones de ciudadanos no vacunados.

Además de brindar resultados sobre la eficacia de la Sputnik Light como vacuna, durante la conferencia se informaron resultados preliminares de un estudio realizado sobre 4 mil personas utilizando este componente como booster o vacuna de refuerzo.

"Sabemos que frente a la variante Delta es necesario mantener niveles de anticuerpos muy altos porque con la inmunidad celular (de memoria) no alcanza", indicó por su parte Alexander Ginzburg, director del Gamaleya.

En ese contexto, señaló que "en resultados preliminares de un estudio realizado con 4 mil moscovitas se observó que una sola inyección de la vacuna Sputnik Light elevaba el número de anticuerpos a casi el doble".

"La evidencia nos marca que la Sputnik Light puede servir como booster de cualquier otra vacuna", señaló.

En el mismo sentido, Kirill Dmitriev, director ejecutivo del RDIF, enfatizó que este componente de la vacuna Sputnik V "puede servir como booster de cualquier vacuna, lo que puede ser una solución para algunas que demostraron que su eficacia cae con el tiempo".

Dmitriev ponderó el rol de Argentina en los estudios de combinación de vacunas.

Consultado sobre la aprobación de la vacuna Sputnik V por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Dmitriev indicó que "estamos en diálogo permanente y esperamos que sea aprobada antes de fin de año" y recordó que "la vacuna ya se encuentra aprobada en 70 países".

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio