Intendente Reino: “Si la ciudadanía se rebela, el Municipio no tiene forma de hacer cumplir las obligaciones”

Está atento a como evoluciona a diario la curva de contagios para actuar en consecuencia. En virtud a la realidad que señalan los fríos números es que el intendente Esteban Reino les manifestó a funcionarios del gobierno bonaerense, entre ellos al jefe de Gabinete, Carlos Bianco, que si bien Balcarce fue incluido en Fase 3, junto a otros 61 municipios, continúa aplicando las restricciones establecidas para los que se encuentran en Fase 4, es decir manteniendo el horario de cierre de locales gastronómicos a las 24 como también el de prohibición de circular hasta las 6.

Esta decisión, remarcó ayer el Intendente entrevistado por El Diario, no es caprichosa ni busca generar un cortocircuito con la Provincia. "Les expliqué a los funcionarios con los cuales hablé que en Balcarce se ha venido registrando en forma paulatina un lento aumento en el número de contagios que aún no generó por el momento un colapso en el Hospital. Quiero dejar en claro que uno no está en una actitud de rebeldía frente al gobernador (Axel Kicillof). Creemos que en algún momento se puede dar un pico en el número de contagios, como ya pasó anteriormente, que se produzca un estrés importante y que tengamos que tomar medidas más drásticas. Hoy entendemos que no es el momento por lo que no nos queremos apurar a tomar esas decisiones y cuando realmente debamos hacerlo, la gente nos diga que no está dispuesta a cumplirlas. Existiendo un pico de contagios, haciendo un corte de 15 ó 20 días se puede disminuir la curva de contagios pero, reitero, no queremos adelantarnos porque no sabemos cuando vendrá la segunda ola", explicó.

PRIORIDADES

Si bien Reino pone énfasis al hablar en marcar que la prioridad es la salud, no deja de mirar otro aspecto primordial como son las actividades productivas y comerciales. Estas últimas, aseguró, pueden sufrir "daños irreversibles por lo que estamos atento a ello. Creemos que este sector no es un lugar de contagios masivos sino que estos se registran en reuniones sociales. Y en el último tiempo hubo un relajamiento en este sentido".

También el Intendente mantiene la atención con lo que sucede en distritos vecinos, principalmente Mar del Plata. "La experiencia -dijo- nos indica que los contagios primero se producen en el AMBA y luego se extienden al resto del país. Miramos lo que ocurre en Mar del Plata y Tandil, por ejemplo, por la proximidad y el vínculo más intenso que nos une. Sabemos que si ocurre un colapso sanitario, debemos levantar la guardia. Mientras tanto, continuamos diciendo que es necesario que se respeten los protocolos. El vecino debe entender que es fácil escribir una norma y dictarla pero no es lo mismo llevarla a la práctica. En este Municipio, no contamos con cien inspectores y a la Policía, que se dedica a combatir la inseguridad y otras cuestiones, no podemos agregarle una responsabilidad más. Insisto, entonces, en que hay que ser responsables".

TESTEOS Y AISLAMIENTO

Más adelante, Reino destacó el hecho de que Balcarce sea uno de los pocos distritos que por propia iniciativa, y contando con la colaboración del INTA y el Gobierno bonaerense, consiguió equipar y poner en marcha un laboratorio de análisis de test de Coronavirus. "Hacemos lo que se hace en otras partes del mundo: testear. Acá se efectúan entre 70 y 90 muestras diarias. Y por eso digo que me parece injusto que por tener 300 casos activos actualmente, nos pasen a Fase 3. Nos conviene, entonces, cerrar el laboratorio y enviar las muestras para su análisis al INE como se hizo cuando la enfermedad empezó a circular aquí y no tendríamos más de 40 casos activos. Hoy en Balcarce se testea y se aísla. Estoy convencido que este distrito está entre los diez mejores en cuanto a la manera de proceder para detectar el número de contagios".

-   ¿Qué lectura hace usted del mensaje del gobernador Kicillof, quien fue muy duro con el accionar de Horacio Rodríguez Larreta?

-  Creo que no suma. Es como si uno empieza a hablar de la diferencia ideológica que puede tener con tal o cual gobierno. La gente está en una situación de mucho estrés, padeciendo la crisis sanitaria más importante que tiene la Argentina y también económica, comparable con la del año 2001 y creo que con consecuencias que serán más graves. Los funcionarios nos tenemos que dedicar a gobernar, a tratar de que los comercios sigan de pie y que cuando se produzca el despegue económico, que ojalá sea pronto, se puedan generar nuevas fuentes de trabajo.

-  En su mensaje al país, el presidente Alberto Fernández dijo que "el sistema de salud se relajó". ¿Qué opinión le merece?

-   No hay relajamiento. Uno ve cómo trabajan los profesionales de la salud. Hace más de un año que lo hacen intensamente y no dan más. Muchos de ellos hacen horas extras todos los días. Su esfuerzo es muy grande como también el que hace el Estado en materia económica. A nivel municipal se pudo bancar por los dineros que ingresaron de la venta de lotes porque la coparticipación que se recibió fue la que estaba prevista, no más. Con relación a la frase del Presidente, fue  desafortunada. Me puede pasar a mí equivocarme y terminar hiriendo sin querer. Creo que el Presidente no quiso decir eso, no fue su intención. Pero lo dijo. Quizás pudo haber pasado que al tener menos casos de Covid-19, se comenzaron a hacer intervenciones que estaban programadas y demoradas, aquellas que no eran de urgencia. Por eso es mayor el porcentaje de ocupación de camas. Pero eso no significa un relajamiento del sistema de salud. Yo estoy muy agradecido a todos quienes lo integran. El Hospital, en nuestro caso, aguantó y no hubo un solo traslado de pacientes por falta de camas. Es más, la semana pasada estuvimos a punto de recibir pacientes de Mar del Plata. También digo que el problema no pasa por poner más camas sino en que falta el principal capital: el recurso humano. Por eso es primordial que nos cuidemos. Caso contrario, no hay sistema de salud que resista. Debemos ser solidarios para lograr entre todos bajar la circulación del virus. Pero si hay que apretar con las restricciones, creo que el balcarceño lo entenderá.

-¿Tiene hoy en día un Intendente la fuerza necesaria para imponer decisiones de cumplimiento efectivo sobre la población?

- Yo podría ponerme un cassette y decir lo que es políticamente correcto. Pero uno sabe que no tiene manera de controlar la situación si la gente se revela, si no entiende que estamos en pandemia y eso hace que se agudice la situación sanitaria. No hay manera de dar respuesta porque no tenemos la logística necesaria para cumplir con ello. Si la mayoría no acata las disposiciones y se revela contra ellas, no alcanza la Policía ni los inspectores para hacerlas cumplir. Se puede controlar un porcentaje mínimo de la población. Esa es la verdad. Somos todos responsables de nuestros actos pero si hay quienes prefieren echarle la culpa de todo a los gobernantes, allá ellos. En lo personal, uno está tranquilo porque en materia sanitaria está haciendo todo el esfuerzo posible en lo económico, en logística y en provisión de medicamentos, por ejemplo. Tenemos que cuidarnos. Pero si la ciudadanía se rebela, el Municipio no tiene forma de hacer cumplir las obligaciones.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio