Vidal: “La pregunta no es solo si podemos volver a ganar, sino si podemos hacer un buen gobierno”

María Eugenia Vidal participó de un nuevo ciclo de “Política en vivo: conversaciones para pensar el hoy”, que conduce el diputado nacional de Juntos por el Cambio, Fabio Quetglas. Allí la exgobernadora de la Provincia de Buenos Aires resaltó la importancia del diálogo.

“Dialogar requiere mucho coraje, mucho más que confrontar. La confrontación es cómoda. Es muy cómodo para hacer política definir a uno como malo y a otro como bueno”, señaló.

Sus palabras aparecen en medio de un contexto de tensión política en el que se mezcla, el debate por la reforma judicial, la marcha del 17 de agosto y el cansancio de la sociedad por la cuarentena.

Según la portal Infobae, la exmandataria provincial consideró que “dialogar no es someterse, no es consentir” y resaltó que “los valores, la honestidad y el respeto a las instituciones no se negocian” en la búsqueda de esos acuerdos. “Uno no deja de ser quien es por dialogar con alguien que piensa distinto”, sostuvo.

La autocritica de María Eugenia Vidal

Durante el encuentro, del que participaron dirigentes de la UCR, realizó una autocritica. “Nos habíamos empezado a alejar de la gente, a tomar distancia. Hay una parte de nosotros que dejó de escuchar. Fue en los últimos dos años. Sobre todo después de las elecciones de 2017″. En las elecciones de medio término fue cuando el poder de Cambiemos, partido al que pertenecía, se fortaleció en la provincia.

También aprovechó el espacio para confesar qué dos cuestiones le habían quedado pendientes durante su gestión. “El conflicto docente fue innecesariamente largo. Podríamos haber encontrado un mejor camino de diálogo con los sindicatos docentes. Ambos hubiésemos tenido mejores resultados con más consenso y diálogo mutuo”, precisó.

Sobre la cuestión carcelaria señaló: “Hicimos mejoras, pero no fue suficiente. Es una situación que se vuelve cada vez más difícil. Es un problema histórico y cada vez más grave”, sostuvo. Además, les dijo a los dirigentes radicales que “si no trabajás el tema de las cárceles y la reinserción social, lo único que haces es incrementar el delito a futuro”.

Sobre el camino que debería tomar Juntos por el Cambio, señaló: “La pregunta no es solo si podemos volver a ganar, sino si podemos hacer un buen gobierno”. Y agregó: “Para un buen gobierno se necesita el 50% de los votos. Es verdad. Pero se necesita más que eso. Hay que gobernar con otros”.

“La política es entender lo que le pasa al otro. Cuando más difícil está, más hay que estar. Hay un fenómeno del poder que cuando las cosas se ponen difíciles, empezás a caer en las encuestas y la calle la toman los que se oponen a vos, se torna todo difícil. Pero cuando más difícil es, más hay que dar la cara”, finalizó.
Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio