Desde “Envión” y “Club después del cole” se brinda contención y apoyo a familias vulnerables

La pandemia por Coronavirus Covid-19 hizo que se debieran encontrar nuevos caminos para brindar servicios que antes eran personalizados y con un contacto físico diario. En ese contexto, el “Club después del Cole” y “Envión” se reconvirtieron y adaptaron a las nuevas tecnologías para seguir estando cerca de familias que presentan algún tipo de vulnerabilidad. Así es como continúan brindando contención y respuestas en distintas aristas. Para ello, se tejió una red con otros organismos en busca de satisfacer aquellas problemáticas que ya traían algunas familias y que, producto del aislamiento social y obligatorio, se han potenciado.

La coordinadora del programa “Club después del Cole”, Fara Amado Cunqueiro, comentó que en esta nueva etapa se reorganizaron y reinventaron con un fuerte apoyo desde Desarrollo Social. “Como operadores barriales y territoriales, tanto desde ´Envión´ como ´Club después del Cole´, somos la primera franja de contención en el territorio. Cualquier cosa que pasa en los barrios somos los primeros en recibirla”, expresó Cunqueiro.
Se logran detectar casos de violencia de género, vulnerabilidad social o emergencias en salud y alimentarias. “Somos el nexo con las instituciones a quienes deben llegar para que se les dé una respuesta rápida y efectiva. Estamos tejiendo una red para que se pueda contener todas las demandas, que cada vez son mayores. Por eso, tenemos que refocalizar todos los recursos del Estado”.
La coordinadora habló de una situación de malestar generalizada como consecuencia de la aparición del virus que hace que deban intensificar la contención de todas las familias. “Si bien los programas apuntan a los niños y los jóvenes, las familias son un pilar fundamental y como tal estamos trabajando con todos sus integrantes”, advirtió.
En la actualidad, están en contacto diario con 280 familias, de las seis sedes del programa, que viven este escenario lleno de incertidumbre y vulnerabilidad. “Brindamos un abordaje comunitario que va mucho más allá de lo que tiene que ver con lo educativo. Tiene que ver también con lo recreativo porque los chicos hoy sufren un hostigamiento muy particular”, apuntó.
Trabajar con redes
La coordinadora de “Envión”, Verónica Camino, aseguró que se sigue el contacto diario con los chicos que asistían a las tres sedes a través de las redes sociales y los grupos de whatsapp. “Desde allí les proponemos diferentes actividades alentando a que puedan permanecer más tiempo en sus casas y alentarlos a cuidarse en el marco de la pandemia. Les enviamos desafíos, clases y tutoriales de diferentes talleres para que los puedan realizar sin moverse de su domicilio”, contó.
 La profesional apuntó que trabajan mucho con las clases de apoyo escolar a través de aplicaciones como Zoom. “Ayudamos a los chicos que reciben los cuadernillos desde los establecimientos educativos. Nos encontramos con muchos casos que los papás no saben cómo ayudarlos, entonces les quedan las tareas inconclusas y ahí es donde intervenimos para que puedan cumplir en tiempo y forma”, enumeró.
 En tanto, comentó que existe una preponderancia por la cuestión anímica que han venido sosteniendo y que en algunos casos parte del equipo ha concurrido a casas particulares ante alguna emergencia. Asimismo, contó que también han logrado que puedan acceder a trámites donde se requiere un contacto on line con otros organismos.
“Somos un recurso muy importante para trabajar en el territorio porque los chicos están viviendo una situación familiar muy especial y una especie de referentes ante quien consultar y buscar posibles soluciones a sus problemáticas actuales”, concluyó.
Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio