Cae en Balcarce "Tarotista" Chilena acusada de varias estafas

El teléfono de la redacción de LA CAPITAL sonó con insistencia el martes por la noche. Una voz anónima del otro lado de la línea pidió hablar con los periodistas de la sección de noticias policiales porque tenía algo importante para contar. Así comenzó todo aquello que concluyó en el mediodía de este jueves con la detención de Maritza Del Carmen Basovich Givovich (43), la ciudadana chilena acusada de estafar a marplatenses el año pasado en su papel de “tarotista”.
Basovich Givovich es la “Dra. Carolina” quien en marzo de 2019 se quedó con 190 mil dólares de dos  incautos marplatenses que acudieron a sus servicios para mejorar sus vidas sin advertir que las empeorarían.
Junto a Basovich Givovich fue detenido Pedro Flores Delgado (52), el hombre que la acompañaba y que se presume es el mismo que lo hizo en Mar del Plata, aunque usando la identidad de Daniel Pérez Nicolini.

La historia que permitió la captura de la pareja y el secuestro de su singular camioneta Nissan tiene también una prehistoria. Audaces para perpetrar las estafas en distintos puntos de la Argentina, los ciudadanos chilenos habían conseguido escapar en 2017 de San Lorenzo y en 2018 de Casilda, ambas ciudades de la provincia de Santa Fe. Y siempre sus fugas eran iguales: muy eficaces y millonarias.
En 2019 hicieron lo mismo de Mar del Plata y se sospechaba que jamás se los volvería a ver por la zona, que buscarían otros rumbos bastante alejados al menos. Pero no fue así.
El 10 de enero pasado LA CAPITAL publicó un artículo en el que se recordaba que esa mujer estafadora seguía libre y por primera vez se conocía su rostro públicamente, ya que las únicas imágenes que existían de ella y de su pareja estaban encarpetadas en el expediente de la fiscalía de Delitos Económicos. “No tenemos identidad, no tenemos paradero, es muy difícil ubicar a esta gente y siempre sucede así”, comentó el fiscal Bruna.
Pero las cosas se revirtieron de manera repentina. Una persona de Balcarce que vio el artículo periodístico de LA CAPITAL entendió que esa pareja chilena, a bordo de la misma camioneta descripta en la nota, estaba afincada en Balcarce y también que en postes de luz, pegados, y en la calle, tirados, había panfletos que anunciaban a “Carmen Paz”, una tarotista.
-Hola, me parece que las personas que hablan en la nota publicada por ustedes están en Balcarce –dijo el hombre en su comunicación del martes por la noche.
-Lo mejor es que se ponga en contacto con la fiscalía –aconsejó el periodista.
El encuentro se llevó a cabo finalmente el jueves por la mañana y se iniciaron las tareas con la DDI local y la SUBDDI de Balcarce para corroborar los datos. También el Centro de Monitoreo de Balcarce aportó información por la preocupación de algunos residentes de la ciudad que notaron sospechosa la camioneta Nissan.
Este jueves en horas del mediodía la pareja chilena, junto a quien había 3 menores y una mujer mayor de edad, percibió que no eran bienvenidos en Balcarce. Entre el 2 y el 4 de enero habían intentado estar en un hotel llamado Victoria pero los habían echado. Luego habían alquilado una casa el 7 de enero pero el lunes el propietario les había pedido que se fueran por no cumplir con lo convenido en el cuidado de la casa.
Así fue como llegaron a alquilar la casa de 43 y 38, por medio de un trámite en el que firmó el hombre con la identidad Daniel Nicolini, la misma que había utilizado en Mar del Plata en 2019 para rentar el departamento de la calle Arenales donde se cometieron las estafas.
Personal de policía localizó a las 12.30 de este jueves la camioneta en la casa y se comunicó con el fiscal Javier Pizzo, quien autorizó la detención en urgencia de la pareja.
Cuando los policías se les acercaron tanto Basovich Givovich como Flores Delgado dijeron que todo se trataba de una confusión porque ellos eran turistas. Argumentaron lo mismo que habían dicho a otras personas antes, que estaban en Balcarce pasando el verano a la espera de cobrar una herencia.
Luego, cuando no hubo más margen para las mentiras, la pareja le dijo a la policía que era inhumano el trato, que había un menor con asma y que no podían detenerlos.  Pero su suerte ya estaba echada.
La mujer, que se anunciaba como doctora en parapsicología, y su compañero están detenidos y deberán explicar su situación a la Justicia de Mar del Plata. Tal vez también se los requiera desde Santa Fe.
Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio