Santiago Ortigosa Reguera: ¿Qué plan de gobierno hay para visitar las Sierras de Balcarce?

El escritor Balcarceño, Santiago Ortigosa Reguera, nos profundiza la excelente y disruptiva idea sobre la posibilidad de visitar las distintas Sierras de Balcarce. El sueño y anhelo de muchos, una nueva experiencia que busca hacerse realidad ¿Se le abrirán las puertas de la naturaleza serrana a la comunidad de Balcarce? Todos esperamos que sí.

Visitar y conocer todas las sierras de Balcarce es el sueño de todos los Balcarceños, o al menos, parte de una gran mayoría. Se sabe, desde un principio, que las Sierras son de propiedad privada: este es el punto de partida. Por ese mismo motivo, se requiere de la intervención del Municipio para acercar las partes y llegar a un acuerdo para el bien común de la sociedad ante este (posible) trascendental suceso. 

Por ejemplo, y esto es importante, gran parte del MIRADOR de la Sierra La Barrosa, al cual recurrimos habitualmente, es de propiedad privada, pero gracias a un convenio entre los dueños del Mirador y el gobierno Municipal, la gente puede concurrir a él, y disfrutarlo. Otro ejemplo es el de la RESERVA Fangio, sector que también es de propiedad privada. ¿Por qué a estos dos lugares es posible el libre acceso a la población? Por acuerdos y contratos entre el Municipio y los privados. 

El hecho de la posibilidad de concurrir a otras Sierras de Balcarce, además de significar un hecho sin precedente en la ciudad, debe ser de forma totalmente organizada, planificada y con autoridades a cargo. No quiere decir que un ciudadano al adquirir el derecho de ir a otra Sierra (además de La Barrosa) a realizar sus actividades, pueda hacer lo que desee. Debe haber, claramente, normas de convivencia y protección ambiental. Las visitas se pueden administrar bajo horarios de apertura y cierre, determinados días a la semana, incluso, llenar una planilla con los datos básicos de la persona que ingresa para un mayor orden.

Sería muy interesante diagramar visitas con directivos de diferentes instituciones educativas para que los alumnos, desde niños o no tan niños, puedan tener un contacto estrecho con la naturaleza y reconocer los recursos locales. Las Sierras son una fuente muy valorada para el ámbito científico, tanto de la zona como a nivel internacional. Estamos hablando de que son Sierras muy antiguas, de millones de años de existencia. Son una inmensa reserva de vida para el estudio de distintas disciplinas académicas. 

Pero pensemos en el general de la población, pensemos en nosotros por un momento. Los humanos necesitamos de los espacios verdes, no como un capricho del humano moderno, sino como una necesidad fundamental para el funcionamiento de las sociedades y su equilibrio. Si abordamos el tema desde el lado de la salud, que haya cada vez más espacios verdes en Balcarce de acceso público, mejorará notablemente la salud de la gente, tanto la física como la mental, donde durante este último tiempo se ha visto totalmente perjudicada por la crisis de la pandemia ¿Se necesita de argumentos científicos para validar esto? Los hay ampliamente. La gente escapó y escapa, en mayor o en menor medida, hacia la naturaleza.

¿Se puede rechazar una necesidad humana negándosele a la gran mayoría? No se genera ningún beneficio social mutuo. Alejarnos de la propia naturaleza nos deshumaniza cada vez más y nos enferma, nos desarraigamos de nuestros orígenes como especie, de nuestra biología, de la tierra; y nos hacinamos cada día en ciudades rodeadas de cemento y ruido.

Quiero que la idea quede clara, se trata de visitar las Sierras bajo un determinado proyecto, no bajo la improvisación, el desorden o el desgobierno. Visitar las sierras como se puede visitar un Parque Nacional de Argentina: planificación, desarrollo y gestión. Explorar los espacios naturales, cuidarlos, protegerlos, regenerarlos. Aprender de ellos es sustancial para la subsistencia de las sociedades y el futuro.

Claro que es muy importante una adecuada gestión de residuos y manejo del fuego, sumada a acciones notables en políticas ambientales. Una EDUCACIÓN AMBIENTAL basada en la construcción y en la divulgación de conocimientos, valores y prácticas sustentables. Las sierras pueden ser un lugar de conservación donde se establezcan tanto los usos y actividades permitidas como aquellas prohibidas dentro del área. 

Cuando hablamos de Progreso Social, este es uno y de gran relevancia: mayores posibilidades para que la comunidad visite espacios verdes y entre en contacto directo con los ambientes naturales donde el respeto y la solidaridad sea mutua.

Entonces, nos volvemos a preguntar, todos y cada uno de nosotros, ¿por qué no podemos visitar las demás sierras? O mejor dicho, ¿por qué no existe planificación alguna, gestión y organización, para que la gente de Balcarce y de otras ciudades, pueda conocer y experimentar las Sierras en plenitud? ¿Cuáles serían los motivos que impiden al Gobierno Municipal llevar adelante tal suceso?.

Santiago Ortigosa Reguera

Balcarce, Buenos Aires

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio