Cristina Kirchner, contra Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich: “Los protagonistas del pasado sábado son los mismos del 2001”

Durante la tarde del martes, la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner mantuvo en el Senado de la Nación una reunión con senadores y diputados que integran los bloques del Frente de Todos en el Congreso de la Nación, de la que participan los jefes de bancada y la mayoría de sus integrantes.

El encuentro comenzó pasadas las 17.30, cuando la titular de la Cámara Alta ingresó al Salón Azul del Congreso, en el que ya estaban sentados esperándola más de un centenar de legisladores. En un discurso de aproximadamente veinte minutos, la exmandataria cargó contra Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich y aseguró que: "Los protagonistas del pasado sábado son los mismos del 2001".

Poco antes de las 17 fueron ingresando al lugar los legisladores, encabezados por sus jefes de bancada: el diputado Germán Martínez y los senadores José Mayans y Anabel Fernández Sagasti.

Una de las primeras en ingresar fue la Presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, quien, al igual que el resto de los invitados al encuentro, debió dejar su celular en la puerta del Salón Azul.

La reunión de la "tropa" oficialista se dio días después de los incidentes que tuvieron lugar en el domicilio de Cristina Kirchner, donde el Gobierno porteño montó un operativo de seguridad con vallas alrededor del edificio donde vive y la Policía de la Ciudad reprimió a manifestantes que fueron a demostrar su apoyo a la Vicepresidenta en el marco del pedido de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos que hizo el fiscal Diego Luciani por la causa Vialidad.

Qué se habló en la reunión de Cristina Kirchner con diputados y senadores

La reunión, pedida desde la bancada de Diputados del Frente de Todos (FdT), se realizó a puertas cerradas y cada legislador debió dejar su teléfono en la puerta del Salón Provincias. Más tarde, Cristina Kirchner publicó en su cuenta de Twitter un video con su intervención en la reunión.

"El proceso es una mentira", dijo el formoseño Mayans al terminar el encuentro, en declaraciones ante la prensa acreditada en el Congreso. En tal sentido, agregó que "no se puede decir que esta sea una justicia con prestigio y de representación independiente".

"Hoy le dimos un respaldo explícito a la vicepresidenta", subrayó el jefe del interbloque del Frente de Todos del Senado y agregó que "ellos (en relación con un sector del Poder Judicial) quieren dañar al sistema borrando todo lo que hizo el gobierno anterior". A su turno, la diputada porteña Silvia Penacca resaltó que "se realizó una demostración de apoyo, de cariño y de afecto" a Cristina Kirchner.

Por su parte, el senador tucumano Pablo Yedlin describió a la reunión como "importante", al tiempo que puntualizó que "la justicia no es imparcial". "Se evaluó, al menos para nosotros y hasta que hable la defensa, que las pruebas presentadas no suman para una condena", remarcó.

Qué dijo Cristina Kirchner

Al final de la jornada, Cristina Kirchner brindó unas palabras en las que pidió "replantearnos el funcionamiento jurisdiccional de la Ciudad de Buenos Aires" y reveló sus "sensaciones como madre" tras el video de Máximo Kirchner con la policía el pasado sábado.

"Miren: cuando hablé esa noche yo no sabía lo que había pasado con Máximo, no sabía", comenzó relatando la vicepresidenta, y aseguró que el diputado "no le contó nada". "Más allá del rol institucional o político que una tiene, tiene también el rol de madre, soy madre. La verdad que hubiera dicho alguna cosa más seguramente, pero yo no había visto esto", se excusó.

En tal sentido responsabilizó a Juntos por el Cambio por lo sucedido en las afueras de su domicilio. "Me preocupa una oposición que quiere dirimir posicionamientos internos en base a estas cuestiones. Escuchar a alguien que tuvo responsabilidades institucionales y que las tiene desde la política, decir: 'no importa los costos que pueda tener el ejercicio de la seguridad'. Que es precisamente la misma persona que integraba el grupo que le hizo firmar al presidente De La Rúa el estado de sitio que terminó con 40 muertos y un gobierno inconcluso”, afirmó.

Con la misma tenacidad aseguró que en la oposición "no tenemos gente racional" y consideró "inadmisible tal grado de irresponsabilidad en el ejercicio del gobierno y fundamentalmente de la militancia política".

Cristina Kirchner pidió "repensar" la Ciudad de Buenos Aires

En continuado, la expresidenta consideró oportuno "repensar" la Ciudad de Buenos Aires en la "que, de repente, una policía política se ha apoderado de la seguridad de las calles”. "Esto debe ser replanteado. Primero porque la Constitución no habla de autonomía, habla de que se dicte un estatuto y además porque creo que esta ciudad es la ciudad de todos los argentinos", expresó.

En tal sentido, Cristina Kirchner afirmó que "deberíamos replantearnos también el funcionamiento jurisdiccional de cómo se debe ejercer la jurisdicción y cuál es el rol del gobierno federal también en una ciudad como esta".

“Me parece que es un desafío muy grande el que tenemos como militantes políticos del campo nacional y popular. Campos de poder saltar sobre lo que quieren instalar ellos y entonces, poder explicarle al conjunto de la sociedad hacia dónde van”, arengó la vice a los legisladores.

“Debemos seguir más allá de 4 psiquiátricos o 20 psiquiátricos que monten horcas y bolsas mortuorias”, aseguró en un tono electoralista, y sentenció: “Tenemos que seguir y no rendirnos para convocar a la mayor cantidad de argentinos que entiendan realmente lo que está pasando”.

Volviendo a lo ocurrido el último sábado, Cristina Kirchner denunció que “intentaron una provocación” desde el gobierno porteño y aseguró que “miles de personas se movilizaron y no hubo un desmán, nada, absolutamente nada”.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio