Violento asalto en una quinta de la Laguna de los Padres: dos hombres baleados y un detenido

Un ruido despertó a la pareja, que dormía plácidamente en la casilla de una quinta cercana a la Laguna de los Padres. Eran, más o menos, las 5 de la mañana. Exaltado, el joven se levantó y se encontró de frente con un delincuente que poseía un revólver.

En el campo Pedro Alemáns, emplazado en el kilómetro 15 de la ruta 226, la víctima fue empujada al exterior por los ladrones, pero se resistió al asalto. Hubo un forcejeo y llegó, en instantes, la ayuda de otro quintero que se hallaba en el lugar. En ese marco, uno de los hombres y uno de los intrusos sufrirían heridas de bala.

Conforme indicaron fuentes policiales consultadas por LA CAPITAL, el hecho sucedió este miércoles a la madrugada en el terruño mencionado. La pareja, compuesta por un joven de 22 años y una adolescente de 17, fue asistida por un amigo de ambos que también se hallaba en el lugar y escuchó un estruendo.

Es que en el forcejeo, señalaron los informantes, la víctima recibió el impacto de un proyectil en el pecho. El testigo que arribó a lugar, en tanto, golpeó a uno de los asaltantes con un cajón de madera, provocándole una lesión en el rostro, pero a su vez sufrió un tiro en el pie.

“Matalo, matalo”, le gritó el joven. Al notar la resistencia de quienes custodiaban la quinta, el otro ladrón escapó corriendo. Su cómplice, malherido, también logró hacerlo inmediatamente después de que escuchara que la mujer le decía a los jóvenes que la acompañaban que buscaran una soga para atarlo: huyó despavorido y dejó en el campo en cuestión su arma de fuego.

La historia tuvo un final incluso más extraño: al ser trasladadas al Hospital Interzonal General de Agudos (HIGA), luego de pasar primero por la Sala de Primeros Auxilios de Sierra de los Padres, las víctimas avistaron al asaltante que en el forcejeo había recibido el golpe del cajón en la sala de rayos, a la que habían trasladado a todos dentro del mismo nosocomio. Lo reconocieron y dieron aviso urgente a la policía.

Según pudo saber LA CAPITAL, el delincuente presentaba lesiones ocasionadas por el ataque con el cajón. Por su parte, el joven exhibía lesiones en el tórax, en el brazo izquierdo y golpes en la cabeza, y el testigo un disparo en el pie.

Como consecuencia del hecho, el fiscal Mariano Moyano dispuso que se llevaran a cabo diversas medidas en el marco de la causa judicial que inició y ordenó el traslado del delincuente a la Alcaidía Penitenciaria Nº 44 de Batán, además de otras tareas tendientes a identificar y detener al prófugo. De acuerdo a los datos que pudo obtener este medio, aún no se sabe cuál es el botín que buscaban los asaltantes y que no llegaron a robar de la quinta.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio