Caso Corbalán: confirman que la Ranger que mató al cuidacoches circulaba a baja velocidad

La camioneta Ford Ranger que hace exactamente un mes atropelló y mató al cuidacoches Jonatan Corbalán (30) circulaba a una velocidad permitida, de acuerdo al informe oficial de la pericia accidentológica.

El perito Omar Alcides Santi se encargó de reconstruir, en base a los elementos agregados al expediente, la secuencia en la que el vehículo conducido por Braian Irahola Zeballos embistió a Corbalán durante la madrugada del 15 de agosto último.

Si bien por cuestiones meteorológicas la pericia mecánica no pudo realizarse -se pospuso hasta el viernes-, Santi explicó que “se pudo verificar que el sistema de dirección, frenos, luces, cinturones de seguridad, y todo el sistema electrónico de control operaban de manera normal”.

El perito oficial de la Asesoría Pericial de Mar del Plata entregó un reporte al fiscal Pablo Cistoldi en el que se puede concluir que Irahola Zeballos no conducía a alta velocidad, ya que el cálculo por trayectoria en video es de 45 kilómetros por hora. Ese aspecto opera a favor de su intento por explicar que se trató de un accidente y de que no pudo evitarlo porque, tal como lo señala el informe, Corbalán estaba sobre la calzada.

La mecánica del hecho se resume en que “el peatón realiza un desplazamiento de forma normal a la calzada y permanece detenido aproximadamente en el límite entre el primer carril de la derecha y el carril central de Constitución”. En esa posición, la Ranger lo golpea con la parte delantera derecha, luego con el espejo retrovisor y finalmente cae sobre el asfalto.

Sin embargo, el reporte también señala que la camioneta circulaba “por el carril central de la Av. Constitución con sentido hacia la R.P.N°2, haciéndolo con las luces apagadas”. En su declaración Irahola Zeballos indicó que poco antes de embestir a Corbalán había salido de un restaurante, de manera que aún no había encendido las luces. Esta circunstancias y su huida final son factores que agravan la conducta demostrada.

El informe incluye el dato de que Corbalán tenía 1.67 g/l de alcohol en sangre.

Según trascendió en los pasillos de Tribunales, la defensa orientaría su estrategia a demostrar que el cuidacoches estaba parado en la calle, que no tenía chaleco refractario y que, además, presentaba cierta falta de estabilidad por el consumo de alcohol.

En tanto la familia de Corbalán, a través de su abogado, remarcará el comportamiento desaprensivo de la huida y de la falta de luces.

El fiscal Pablo Cistoldi aguardará el peritaje mecánico del viernes a través del cual se podrán confirmar algunos datos importantes sobre el vehículo. Luego de eso tendrá que resolver la prisión preventiva de Irahola Zeballos, es decir, si lo mantiene detenido o bien si se le concede la posibilidad de seguir el proceso en libertad.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio