Recomiendan realizar actividad recreativa para el sistema inmune

Los profesores de la Subsecretaría de Deporte y Recreación dieron a conocer la importancia de mantener altas las defensas para protegernos de enfermedades y otros malestares.

Estas defensas son parte del sistema inmunológico y son una herramienta contra “ataques externos” como infecciones, accidentes, heridas, etc. El sistema inmune está compuesto por diversas células que destruyen y combaten los organismos infecciosos invasores antes de que causen daño.

En este contexto, y más aún teniendo en cuenta que estamos transitando esta pandemia, el ejercicio físico tiene la capacidad de producir efectos positivos en el sistema inmune, de acuerdo con la intensidad y la cantidad con que se practique.

En sujetos sanos que realizan actividad física varias veces a la semana (más de tres días), con una intensidad moderada, existe una disminución del riesgo de sufrir infecciones respiratorias altas en un 20%.

En individuos que realizan sesiones de trote de intensidad moderada se aumenta en una cuarta parte los niveles de monocitos que tienen efecto anticancerígeno.

También está comprobado que en sesiones cortas de intensidad leve a moderada han mostrado aumento de las células Natural killer (células de defensa dentro del grupo de los leucocitos) y, por tanto, disminución de enfermedades infecciosas.

Teniendo en cuenta estos resultados y la posibilidad que existe en la ciudad de disfrutar de distintos espacios verdes e inclusive los bulevares, es que se aconseja caminar o trotar porque son ejercicios, además de ser agradables, que pueden hacernos sentir mejor.

Hay quienes piensan que si el ejercicio no es de alta intensidad no es posible beneficiarse de la actividad física. Caminar es un ejercicio aeróbico y como tal aporta muchos beneficios para las personas que lo practican. Por ejemplo, un estudio encontró que las mujeres que caminaban a diario tenían menos grasa corporal que aquellas que no, y presentaban un menor riesgo de sufrir coágulos de sangre.

Caminar o pasear contribuye a dormir mejor, controlar del estrés, mejorar el humor, la circulación de la sangre y prevenir las enfermedades cardiovasculares, entre otras.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio