Pese al reclamo de Montenegro, Mar del Plata continuará en fase 2

A pesar de la queja del intendente Guillermo Montenegro, el gobierno de Axel Kicillof ratificó este sábado a Mar del Plata en la fase 2 de su esquema de restricciones, por lo que continuarán suspendidas las clases presenciales.

Al difundir los municipios que quedaron en cada estadio, el Ejecutivo bonaerense confirmó que los distritos del conurbano ascienden a fase 3, por lo que desde el miércoles los alumnos de ese conglomerado volverán a las aulas.

La decisión había sido anunciada por el gobernador ayer, después de que el presidente Alberto Fernández prorrogara el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que establece el semáforo epidemiológico y sanitario, según el cual los municipios en “alarma” no tienen presencialidad escolar.

Mar del Plata volvió a quedar en esa condición porque, pese a que tiene una ocupación de camas de terapia intensiva menor al 80%, registra una incidencia de más de 500 casos acumulados en los últimos 14 días cada 100 mil habitantes. Y según el DNU, con una de esas dos variables en rojo es suficiente para permanecer en el rango de mayores restricciones.

La determinación generó el enojo del intendente, que el mismo viernes a la noche dijo que Mar del Plata estaba siendo “discriminada”. En declaraciones a Telefe Mar del Plata, el jefe comunal comentó que iba a elevar el planteo a las autoridades correspondientes para que la ciudad recuperara las clases presenciales, suspendidas desde el 24 de mayo, primero por el confinamiento estricto y luego porque retrocedió de fase 3 a fase 2.

El coordinador de Gabinete municipal, Alejandro Rabinovich, dijo a LA CAPITAL que lo que ocurrió en las últimas horas “genera indignación” porque “hay claramente un perjuicio para la ciudad”.  “Hace un par de semanas dijimos que estas cuestiones tenían que ser objetivas y debían mantenerse. Primero fue el cambio de la “y” por la “o” (en el decreto presidencial) que perjudicó a Mar del Plata. Decíamos que a partir de eso, teniendo en cuenta que se usaba un censo de hace 11 años, a la ciudad se la perjudicaba, más allá de que nunca habíamos estado con los números arriba del 80% en las camas de terapia intensiva. Hoy no solamente se confirma esto, sino que no hay previsibilidad”, cuestionó.

Según indicó, “en muchos lugares que tienen sus sistemas sanitarios por encima del 80% de ocupación vuelven las clases mientras a Mar del Plata se la sigue castigando”. “La verdad que no solamente es un acto de discriminación, sino un acto absolutamente subjetivo. Una vez más, la falta de previsibilidad y el cambio de las reglas de juego perjudican a la ciudad”, lanzó.

Rabinovich aclaró que el municipio seguirá dialogando por los canales institucionales con la Provincia porque “es imperioso que vuelvan las clases presenciales”. Puntualizó que en la última semana se registró “un 26% menos de contagios” que la anterior. También insistió en que “las escuelas no contagian” y reiteró el dato que más se repite en la comuna para corroborarlo: “En marzo, cuando no había clases presenciales, teníamos nueve de cada mil chicos contagiados; en mayo, después de dos meses con las escuelas abiertas, teníamos 10 de cada mil”.

Fuente: LaCapital

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio