Propietarios, empleados y clientes de gimnasios contra de los cierres en Fase 3

Pasadas las 10 de este miércoles un nutrido grupo de personas compuesto por propietarios de establecimientos deportivos, empelados, profesores, instructores y usuarios, se manifestaron frente a la sede el municipio, en contra de las restricciones y cierre de estos espacios por 15 días de acuerdo a lo estipula la Fase 3.

En este momento, por el nivel de casos de coronavirus, General Alvarado está catalogado como de “Alto Riesgo Epidemiológico y Sanitario”. Esto obligó a las autoridades municipales a aplicar nuevas medidas que apuntaron, entre otras cosas, a la prohibición de actividades deportivas en los espacios cerrados, que, según registros del área de Inspección General, son alrededor de 30 en el distrito.

La medida correrá al menos hasta el 21 de mayo, aunque su extensión, o no, dependerá del número de contagios y las decisiones adoptadas especialmente desde el Gobierno de la Provincia que deberán hacerse cumplir luego desde la comuna.

Esto genera una incertidumbre en el futuro comercial de este tipo de comercios, que ya debieron permanecer cerrados varios meses durante 2020 y luego volvieron a funcionar limitados con estrictos protocolos y aforos reducidos.

Según se informó, el intendente Sebastián Ianantuony recibirá esta tarde a referentes de la manifestación para ver qué solución se le puede brindar a uno de los sectores más castigados económicamente por la pandemia, aunque teniendo en cuenta también, que las directivas estrictas serán difíciles de revertir.

Existe un comunicado, que fue elevado al Ejecutivo en donde entre otras cosas se solicita “que la medida (por el cierre) sea revertida y que os establecimientos mencionados puedan abrir sus puertas hasta las 23”.

“Consideramos que la actividad física es fundamental para el estado de salud de la población, tanto física como mental en todos los grupos etarios. Estudios recientes afirman que los contagios en establecimientos deportivos son inferiores al 0,4% y que las personas que realizan actividad tienen menos probabilidad de padecer Covid-19 en sus formas graves, por lo que se cree es un factor protector para la misma”, aduce otro párrafo del comunicado.

Por último, los trabajadores reflejaron en el escrito que, “somos los gimnasios y clubes quienes más hemos seguido los protocolos para seguir trabajando y tener nuestras puertas abiertas”.

Cierre del único natatorio

La pileta del Complejo Deportivo La Azucena era la única opción que tenían los nadadores de Miramar entrenar, continuar con sus clases habituales y horarios de pileta libre, habida cuenta que el natatorio municipal se encuentra sin actividad desde hace más de un año cuando comenzó la pandemia.

“Debimos cerrar a pesar que el viernes pasado tuvimos una de las inspecciones municipales habituales y hasta nos habían felicitado de cómo llevábamos todo. Imprevistamente cayeron y nos vieron en acción con un turno de chicos de 10 y 12 años quienes respetaban todo, el distanciamiento, poniendo las manos para higienizarse con alcohol y tomarse la temperatura”, dijo a LA CAPITAL, Ángel Mollo, propietario del predio.

“Tenemos cartelería preventiva, todo muy lindo, pero por más que hagas las cosas bien te cierran, lo mismo que el gimnasio. Tenemos gente en rehabilitación física, con terapistas y tampoco podemos continuar con ese servicio, así que esperamos encontrar una solución por el bien de todos”, argumentó el comerciante.

Fuente: LaCapital

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio