Se desarrollará la primera campaña de recolección de residuos eléctricos y electrónicos en plaza Libertad

La Secretaría de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos, a través de la Dirección de Gestión Ambiental, recuerda que se desarrollará la primera campaña del año de recolección de residuos electrónicos. La actividad se concretará en plaza Libertad el próximo jueves, en horario de 9 a 13. Tendrán como destino la cárcel de Batán.

Se recibirán, nuevamente, CPUs, teclados, mouses, monitores, impresoras, notebooks, netbooks, teléfonos fijos, inalámbricos y públicos, copiadoras, radios, videocámaras, televisores, cámaras fotográficas, calculadoras,  consolas de videojuegos, amplificadores de sonidos, como también pequeños electrodomésticos de cocina, hogar y cuidado personal. No llevar heladeras, lavarropas, lavavajillas, tonners, baterías, pilas y lámparas.

La acción se enmarca en el contexto de la firma del convenio del Programa Disposición de Tecnologías en Desuso con el Ministerio de Justicia de la Provincia de Buenos Aires, el Servicio Penitenciario bonaerense y DDHH de la provincia de Bs. As junto al Organismo de Desarrollo Sustentable de la Provincia de Bs. As (OPDS).

Esta iniciativa tiene como objetivo resolver la problemática relacionada con el equipamiento electrónico que se acumula en oficinas, industrias y hogares, luego de que, cumplido su ciclo de uso, ya no es utilizado, y que dada sus características no puede ser dispuesto como residuo común inocuo ambientalmente, ocupando en consecuencia espacios que podrían ser utilizados para otros fines.

A partir de esto, de forma voluntaria, más de 205 internos del sistema penitenciario han sido incorporados al Programa DRTD, mediante el cual reciben capacitaciones articuladas con el Ministerio de Educación de la Provincia de Bs As; generando mayores posibilidades para que adquieran herramientas laborales, que les permitan y faciliten su futura reinserción en la sociedad, mediante empleos con ingresos útiles para ellos y sus familias. 

Los materiales que pudieron ser reparados son presentados para su donación a instituciones, colegios, hospitales, comedores, como también a dependencias penitenciarias y los restos que no han funcionado o no tienen utilidad se suman a la cadena de desguace hasta obtener como proceso final piezas más limpias y puras de chatarra, aluminio, cobre, plásticos y placas.

Por estas razones, se invita a la comunidad, empresas, oficinas e instituciones locales a colaborar nuevamente en esta campaña positiva para el ambiente y nuestra sociedad.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio