El Presidente volvió a advertir que el AMBA es el "epicentro del contagio" que "se irradia al país"

El presidente Alberto Fernández valoró este lunes la gestión sanitaria de la pandemia llevada adelante por su Gobierno, anunció un reconocimiento económico al esfuerzo realizado por los trabajadores de la salud frente al coronavirus y volvió a pedir "no hacer política" con la situación epidemiológica del AMBA porque, advirtió, es el "epicentro del contagio" que luego se "irradia a todo el país".

"Mi única preocupación es cuidar la salud de los argentinos, es lo único que me importa en las decisiones que tomo, que son decisiones de política sanitaria, avaladas por los datos que la autoridad sanitaria me hace llegar y no escuchando a los políticos", expresó Fernández.

El Presidente se pronunció así al encabezar un acto en el que anunció una inversión de 10.155 millones de pesos para reforzar el sistema de salud ante la segunda ola de Covid-19.

Durante la ceremonia, de la que participó parte del Gabinete nacional, gobernadores e intendentes, Fernández celebró que la Argentina habrá recibido este lunes "9 millones de dosis" de vacunas contra el coronavirus, cuando se concrete el arribo de una nueva partida de la Sputnik V al aeropuerto de Ezeiza, proveniente de Moscú.

Si bien admitió que las cantidades conseguidas hasta ahora no son las "deseadas", sino "mucho menos porque los contratos no pudieron cumplirse" como el Gobierno esperaba, su gestión logrará "conseguir más vacunas para sostener el ritmo de vacunación".

"En la segunda quincena llegarán más dosis y sostendremos el ritmo de vacunación", pronosticó el mandatario.

En otro orden, anunció que "en los próximos tres meses el personal de salud recibirá un bono mensual de 6.500 pesos", agradeció el esfuerzo de los trabajadores del área y detalló que en el beneficio fueron incluidos 100 mil trabajadores que no recibieron el bono del año pasado.

"Vamos a pedirle a todos que nos ayuden, no hagamos política con esto", expresó en otro tramo de su discurso el Presidente, quien subrayó la importancia de que "los docentes estén vacunados" a la hora de reanudar las clases presenciales y advirtió que en la Ciudad de Buenos Aires "sólo se vacunó al 14% del personal".

"Tenemos que preservar la salud de los educadores, que son muy importantes. Por favor cuidemos al otro, entendamos que estamos en riesgo y que el virus no conoce la General Paz. Si hacemos política con eso estamos condenando a los argentinos y a las argentinas", reflexionó.

Por su parte, durante el acto, también dirigió unas palabras la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, quien si bien aseguró que "el sistema de salud es más robusto" que en marzo de 2020, cuando el país enfrentó la primera ola de la pandemia, ahora el personal de salud "está exhausto".

Dijo que se asiste a una curva de aumento de casos "exponencial" en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), con riesgo de que el sistema se sature.

"El sistema de salud tiene un límite; el recurso humano tiene un límite", remarcó Vizzotti respecto a la situación integral de la Argentina para hacer frente a la segunda ola del coronavirus.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio