A días del inicio de las clases, denuncian despidos injustificados en dos establecimientos educativos de Mar del Plata

A una semana del inicio del ciclo lectivo 2021 que marcará el regreso de la presencialidad, desde el Sindicato Argentino de Docentes Privados (Sadop) denunciaron despidos injustificados en dos establecimientos educativos de Mar del Plata.

“Sabemos que la pandemia ha colocado en una situación difícil a los establecimientos de gestión privada. Pero, asimismo, hay que señalar que el empleador es quien debe garantizar los derechos y hacer el mayor esfuerzo, sobre todo teniendo en cuenta que estas instituciones has sido asistidas por el Estado” señalaron desde el gremio.

Desde Sadop precisaron que el Instituto Juvenilia y el establecimiento de educación inicial Mi Jardín desvincularon a sus docentes a través de "causas que no corresponden o faltas inexistentes que configura decisiones arbitrarias e inaceptables”, a pesar de la prohibición de despidos establecida por el Ministerio de Trabajo de la Nación.

"Frente a la decisión de echar injusta e ilegalmente a sus trabajadores, no queda otra opción que profundizar las acciones gremiales y legales", indicó la secretaria general, Adriana Donzelli. “Hemos sostenido audiencias en el Ministerio de Trabajo, hemos trasladado a las autoridades las preocupaciones del sector y nos hemos puesto a disposición en todo momento”, agregó.

En este marco, desde Sadop impulsaron la creación de una mesa de trabajo para abordar las problemáticas de los jardines maternales a partir de una ordenanza municipal como espacio de diálogo y búsqueda de soluciones conjuntas.

Cabe recordar que durante 2020, la situación económica en la que se vieron envuelta algunas instituciones que no pudieron hacer frente al pago de alquileres, sueldos y otros gastos obligó a al menos tres instituciones de Mar del Plata con décadas de trayectoria a cerrar sus puertas.

El primero de ellos fue el jardín Decroly que en mayo decidió cerrar, acuciado por la alta deserción: de 130 niños solo quedaron 36. Luego fue el turno del jardín de infantes Acuarela: tras 30 años de funcionamiento, 15 docentes fueron desvinculados y 90 niños debieron cambiar de establecimiento en el nivel maternal e inicial. El tercer y último caso, acaso el más resonante, fue el cierre del colegio San Andrés del Mar - con 25 años de trayectoria - que se concretó a fines de octubre y dejó a 50 docentes sin trabajo.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio