La prórroga a Aguas de Balcarce subió aún más la temperatura en el Concejo

La temperatura ambiente dentro del ámbito del Concejo Deliberante fue subiendo más allá de los 30 grados que marcaba el termómetro a medida que se iba profundizando el debate del tema central de la sesión extraordinaria que se celebró anoche para, como se preveía, aprobar finalmente la declaración de emergencia del servicio sanitario, por un lado, y extender la prórroga por un máximo de doce meses a Aguas de Balcarce a partir del 3 de febrero, por el otro.

Los once votos de Juntos por el Cambio fueron más que suficientes contra los 7 de la oposición (Frente de Todos, Unidad Ciudadana y Cumplir) para de esa forma el gobierno del intendente Esteban Reino lograr su objetivo mientras la Secretaría de Gobierno y la Asesoría Legal avanzan en la creación de la figura legal denominada Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria (SAPEM), que se encargará de administrar y prestar el servicio finalizado el plazo otorgado.

PROLONGADO DEBATE

El clima "caliente" se dio durante el debate, que consumió poco más de 90 minutos, por lar argumentaciones esgrimidas desde una y otra posición, entiéndase, y no por las descalificaciones que no existieron.

El oficialismo, a través de Facundo Lazo, Gustavo Bianchini, Agustín Cassini y Sebastián Pinilla, defendió a rajatabla la idea de que el servicio vuelva al Estado, quien será el accionista mayoritario cuando empiece a funcionar la SAPEM, y dejó en claro que en el manejo del terma no hay "improvisación" como en declaraciones a la prensa lo manifestó la oposición.

José Luis Pérez, Eugenio Gardella, Sol Di Gerónimo y Juan Pablo Vismara fueron, desde la vereda de enfrente, quienes ofrecieron sus argumentos del porqué votaban en contra. En "la forma" en que actuó el Ejecutivo se encuentra el punto central porque lo acusaron de ocultar información ya que sabía el pasado 7 de diciembre que, por consulta elevada el Tribunal de Cuentas, podía prorrogar la concesión si justificaba un pedido de emergencia, y luego de ello el 23 de ese mismo mes, en sesión extraordinaria, consiguió que le aprobaran por mayoría un aumento tarifario del 38%.

También la oposición instaló fuertemente en el debate la opción de ABSA (Aguas Bonaerenses S.A.) en lugar de la figura de la SAPEM. No logró el objetivo pretendido e incluso el enojo fue aún mayor cuando pocos minutos antes de la sesión el Ejecutivo le contestó a los bloques justicialistas la nota que le acercaron, antes de que finalice el 2020, para que tenga en cuenta esa posibilidad.

También sobrevolaron durante la discusión aspectos que hacen a las ventajas y desventajas de una y otra figura, y de las obligaciones que en materia de obras tendrá Aguas de Balcarce en este período extendido, las que son una incógnita.

En un pasaje de su exposición, Pérez deslizó la posibilidad de solicitar una auditoría ante la autoridad del agua provincial para que evalúe el desempeño del concesionario de acuerdo al convenio contractual vigente mientras que Vismara llegó a decir que podría estarse en presencia de "un acto jurídico que goza de total ilegalidad".

Fue el presidente del cuerpo, Leandro Spinelli, quien decidió no permitir que la discusión, que ya había recorrido por distintas aristas, continuara porque entendió que ya estaba agotada. Luego vino el desenlace anunciado.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio