Ataque en un boliche de Playa Grande: los agresores dejaron el hotel y habrían abandonado Mar del Plata

El grupo de rosarinos acusado de haberle pegado botellazos a Matías Montín esta madrugada en un boliche de Playa Grande abandonaron el hotel esta mañana y la fiscalía podría pedir sus detenciones. La víctima continúa internada en el Hospital Privado de Comunidad.

El hecho es investigado por el fiscal Paulo Cubas, quien tras evaluar la evidencia, tomar testimonios y analizar el parte médico imputará a los acusados por “lesiones graves”.

Según explicó el fiscal Cubas a LA CAPITAL, los agresores están individualizados y se tratan de tres hombres y una mujer de la ciudad de Rosario que habían venido de vacaciones a Mar del Plata y que el lunes a la noche habían alquilado una burbuja en el vip del boliche Ananá, donde también habían ido Montín y sus amigos, turistas de Capital Federal.

El fiscal Cubas investiga si la estadía del grupo de jóvenes de Rosario finalizaba esta misma mañana o si apuraron para hacer el check out del hotel en el que estaban motivados por esta situación, para “escapar” de la ciudad.

Si se confirma que los sospechosos de haber golpeado y herido gravemente a Montín apuraron el check out, el fiscal Cubas estaría habilitado para solicitarle a la Justicia de Garantías la detención de los imputados, ya que podría entender que se fugaron para salir impunes.

En cambio, si la estadía se vencía esta misma mañana y realizaron el check out tal como tenían previsto, el fiscal no contaría con el argumento de la fuga y podría notificarlos de las imputaciones y solicitarlos que se presenten por sus propios medios ante la Justicia.

Según explicaron fuentes de la investigación, en la causa consta que Montín fue golpeado cerca de las 0.30 de este martes. El inicio del conflicto aún no está estipulado, pero los investigadores entienden que comenzó en el baño, cuando la víctima fue a “separar y calmar” a un amigo que estaba peleando con otro del grupo de los jóvenes de Rosario.

En ese contexto es que Montín recibe dos botellazos, “de la nada”, según graficó un amigo de la víctima que se encontraba en el lugar.

“Está señalado quien fue el que pegó un botellazo y tenemos individualizado e identificado el nombre de quien reservó esa burbuja”, confió una fuente judicial.

El padre de Matías Montín, Carlos, explicó que “a medida que pasan las horas” su hijo está mejor. “Tiene un hematoma muy grande entre el cerebro y el cráneo y evalúan si lo tienen que operar o no. Está consciente, lúcido, sabe cómo se llama, su DNI, pero no se acuerda qué pasó, ni por qué tiene cortes en la cara o le duele la cabeza”, sijo y explicó que el joven tendrá que pasar las próximas 48 horas internado en la terapia intensiva del Hospital Privado de Comunidad.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio