Replica de un auto histórico

El 12 de octubre de 1986 es una fecha cargada de recuerdos, de emociones para los balcarceños en general y en particular para los seguidores del Turismo Carretera. Mariano Alberto Calamante, en una sierra "La Barrosa" cubierta de público, lograba nada menos en el autódromo "Juan Manuel Fangio" y ante su gente la primera victoria en el TC.

La imagen de esa cupé Chevrolet con el número 17 quedó inmortalizada en cientos de imágenes para sostener vivo ese grato recuerdo para el deporte balcarceño.

Y como se anunciara recientemente el hijo del "Pelado" y hoy piloto del Turismo Special de la Costa, Mariano Andrés Calamante, lleva adelante el proyecto para armar una réplica de aquel auto ganador en "La Barrosa", y ya cuentan con el auto que se transformará en el "Cardenal", como lo llamaban Calamante y equipo. Por supuesto el ex piloto del TC y hoy comisario deportivo de la ACTC será parte activa de esta recuperación, aportando no sólo su trabajo sino también el recuerdo de las partes que conformaban la unidad.

EL PROYECTO

Mariano Andrés Calamante habló sobre esta idea sobre la que venía trabajando hace un tiempo. "Hace rato que venía con esta intención de rearmar ese auto. Pasó el tiempo, por ahí lo vas buscando y cuando menos lo piensas se da".

La intención era trabajar sobre el auto original, pero esa posibilidad se dejó de lado. "El sueño nuestro era poder encontrar el auto original. Nos llevó tiempo, hasta que dimos con la persona que lo tenía. En algún momento lo llegó a correr Luciano Larroudé en el TC Pista. Estaba hecho muy al TC de estos tiempos, muy distinto al auto de aquella época. La verdad no le quedaba nada de aquel auto que ganó en Balcarce. Ni un caño tenía del auto original. Lo descartamos y en ese momento bajé un poco el nivel de búsqueda".

UN AUTO QUE NUNCA CORRIÓ

Pero eso duró un rato, porque "Marianito" tenía firme la decisión de llevar adelante el proyecto. Y reflexionó al respecto, afirmando que "aprendí mucho a disfrutar ciertos momentos desde que volví del sur. Trabajar junto a mi viejo en el chasis del TSC mío y no quería que pasara mucho tiempo porque quería que como lo hicimos con el Fairlane también compartiéramos el armado de esa réplica".

Fueron varios los autos observados para adquirir. La intención era comprar un auto de competición que nunca hubiera sido manejado por otro piloto. "Vimos uno que estaba muy lindo, que lo había corrido "Titín" Fiorda, también tomé conocimiento del auto de Jorge Reimonte, que lo vendió hace poco. Pero no me parecía bueno que la réplica del auto de mi viejo fuera el que corrió algún otro piloto de su época".

Y apareció "el auto". "Dimos con este auto que tenía la familia Gabilán, que iba a correr en el Turismo Special de la Costa y finalmente decidieron no hacerlo. El origen es de Tandil y lo hicieron para APAC, donde tampoco debutó. Hubo una buena predisposición de parte de ellos y nos facilitaron la compra para cumplir con este sueño".

LA FELICIDAD DE ALBERTO

Mariano también transmitió no sólo su emoción sino también la de su padre, al ver que el sueño de la réplica del TC ganador comenzaba a tomar forma. "Mi viejo tenía una felicidad que contagiaba. Lo iremos haciendo de a poco. El auto está muy bien de chapa, la suspensión también. Queríamos un auto así para no tener que trabajar tanto. El se va acordando de detalles y así lo vamos armando".

También señaló que "queremos hacerlo igual. Mi viejo ya contactó a un muchacho que tiene dos butacas de la época, recuperó una tapa de baúl que era de un auto de mi tío Rubén; también tenía el tanque de nafta. Son detalles que van mejorando el aspecto y cuando terminemos todo eso a meterle pintura roja. Todo esto es sin apuro pero sin detenernos. Como hicimos con el zonal mío".

GRAN REPERCUSIÓN

También Mariano reconoció la repercusión que tuvo la noticia del armado de esta réplica y eso lo llena de emoción respecto al reconocimiento y el afecto que la gente tenía con el "Pelado". "Estoy sorprendido por lo que generó la noticia. Me permitió darme cuenta que en su momento lo ha seguido mucha gente. Me llamaron muchas personas, entre ellas el letrista de Carmen de Areco que me dijo que él hará las letras sobre el auto sin cobrarnos nada y que "Tono" Costantino (era el motorista en ese momento) tenía un carburador por si lo precisábamos".

AUTÓDROMO Y EVENTOS

Por supuesto que dejó en claro que una vez que la unidad esté lista tratarán de dar algunas vueltas en el autódromo. "Mi padre lo quiere hacer porque eso lo conecta con toda la gente que lo acompañó en aquel momento".

Y agregó que "es un auto que quedará para Balcarce y lo llevaremos a todos los eventos en lo que se lo requiera para que la gente lo pueda disfrutar".

Finalmente destacó que "este fue un año duro para nosotros. La pérdida de mi tío Rubén nos golpeó. Y la verdad que después de esos duros momentos a mi viejo lo volví a ver feliz".

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio