Miramar: Guardavidas encabezaron una protesta por mejores condiciones laborales

Guardavidas municipales y privados realizaron una protesta el domingo por la noche en reclamo de mejores salarios y condiciones generales de trabajo en Miramar y Mar del Sud.

El punto de reunión fue en la Costanera y 21, junto a la “M” Familia que caracteriza a la ciudad donde con bombos y redoblantes hicieron sentir su disconformidad con esta situación ante una importante cantidad de residentes y turistas que llegaron para descansar en este fin de semana extra largo, aprovechando que fueron liberados los retenes en las diversas rutas, donde sólo permanecen controles circunstanciales de tránsito.

Tras unos minutos en ese lugar recorrieron toda la peatonal 9 de julio haciendo sonar permanentemente sus silbatos.

“Todos los años pasamos por la misma situación, ya nos cansamos de tantas reuniones que no solucionan las cuestiones de base. El caso de los privados es aún más complejo porque ciertos concesionarios los hacen trabajar 10 horas sin franco y hasta deben realizar tareas de carperos, es un abuso”, dijo uno de los voceros.

En materia salarial, se confió a LA CAPITAL que los municipales pidieron un 20% de aumento con el sueldo de diciembre para luego continuar dialogando en materia de paritarias, aunque el gobierno les ofreció de momento 12,5% por lo que se esperan novedades durante las próximas horas.

“Nosotros tenemos predisposición para conversar siempre, pero debe haber gestos claros del municipio para que se cumpla lo que estipula la ley provincial. Buscamos mejorar el operativo, algunos de los balnearios no están poniendo guardavidas por eso pedimos que las inspecciones sean más seguidas y exigentes”, agregó la misma fuente consultada por este diario.

Más allá de la cuestión de sueldos, según los trabajadores “el material de seguridad es escaso, sobre todo esta temporada especial por la pandemia, falta mantenimiento de puestos o creación de nuevos, y mayor presencia del operativo de seguridad en playas sobre sectores claves”.

Otro de las exigencias, pasa por que se respeten los 150 días de trabajo como estipula la legislación.

Elementos de seguridad

El operativo oficialmente arrancó de manera parcial el 6 de noviembre, mientras que otros guardavidas se sumaron el 21 de noviembre. Para esa fecha desde la Asociación Guardavidas General Alvarado (AGGA) ya habían solicitado además de mascarillas y guantes descartables, lentes para protección ocular, alcohol en gel, bolsas de residuos patológicos, junto con tapabocas y nariz para utilizar con las personas intervenidas fuera del agua.

En los rescates requirieron material auxiliar flotante o rosca de salvavidas y también se dieron detalles de cómo serían esas acciones para en lo posible evitar estar expuestos a las exhalaciones, tanto victimas como guardavidas. Paralelamente, aclararon que en parada cardíaca sólo se realizarán compresiones torácicas y bajo ningún concepto ventilaciones boca a boca.

“Hay casos donde colegas deben pedirle a los concesionarios de balnearios hasta que les cambien las sogas, ni habar de botiquines o handys en la orilla que no están. Nos mandan un protocolo para respetar cuando ni siquiera tenemos los elementos de seguridad necesarios para hacer nuestro trabajo”, sostuvo otro de los manifestantes.

“La cobertura de playas siempre es un problema, falta personal en sectores claves como Frontera Sur. Además, con el desdoblamiento de horarios hay momentos de mañana o tarde que quedan la mitad de los guardavidas. La protesta es lógica, está bien reunirse, pero los temas deben solucionarse”, argumentó un trabajador del sector privado.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio