Acuerdan cesión de escuela para desarrollar un Centro de Investigación Científica

Finalmente y como se había anunciado durante el mes de agosto, se firmó un acuerdo entre el municipio de General Alvarado, el Consejo Escolar y la Fundación Azara para la instalación de una estación de investigación biológica en la escuela nº16 “Alfonsina Storni” de Centinela del Mar.

En esta oportunidad, el intendente Sebastián Ianantuony hizo entrega de las llaves del lugar a representantes de esa institución científica, donde a partir de ahora se creará un espacio para actividades y así estimular la conservación del patrimonio y la riqueza del ambiente natural.

Cabe señalar, que el establecimiento educativo situado en la remota villa balnearia a unos 70 kilómetros de Miramar (por ruta 88 y luego acceso de tierra), dejó de funcionar hace unos cuatro años debido a la falta de alumnos en la zona.

Dada esta situación, se amplió un convenio entre el municipio y la Fundación Azara, que ya comenzó con la apertura del nuevo museo de Ciencias Naturales el año pasado.

Según trascendió, tendría una sala de exhibición con finalidad educativa para la interpretación del patrimonio natural y cultural de la zona que permita facilitar el trabajo de los profesionales, entre ellos, geólogos, paleontólogos y ecólogos.

Además, se organizarán desde allí salidas de campo orientadas a estudiantes universitarios de carreras como ciencias biológicas, geología, geografía, turismo y gestión ambiental.

La Fundación Azara aportaría el equipamiento y los trabajos necesarios para la refuncionalización del edificio, según las metas propuestas.

“Es una oportunidad muy interesante, sobre todo para que la escuela no quede en el olvido y cumpla un rol importante en la investigación de nuestro distrito. La idea es dar a conocer la propuesta a toda la comunidad educativa y que genere beneficios colectivos”, argumentó una fuente consultada por LA CAPITAL.

Azara y el museo

El 20 de septiembre de 2019, se inauguró la nueva sede del Museo de Ciencias Naturales “Punta Hermengo” en el vivero dunícola “Florentino Ameghino” de Miramar.

Para ello, se puso en valor la vieja “Casa de Huéspedes” y de esa manera se logró en primer gran paso entre el gobierno municipal y la Fundación Azara.

La añeja propiedad sufrió algunas modificaciones para adaptar las salas, que son siete en total. Cuatro de ellas serán dedicadas a paleontología, también hay un hall de entrada con información general,  un área sobre arqueología local y por último la galería que integra todo lo relacionado a fauna marina.

En el parque  de acceso se montaron estatuillas de diversos animales – entre ellas un tigre dientes de sable – que sirven de prólogo a la importante colección la cual no tiene nada que envidiarle a los principales museos del país.

También en la nueva sede existe un laboratorio, depósitos, oficinas y sanitarios.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio