Reino: "Estamos haciendo lo imposible, pero muchos aún no entienden la gravedad de la situación"

Cómo conducir un barco en medio de varias tormentas. Así podría entenderse la situación que está enfrentando el intendente Esteban Reino. Ayer debió tratar de buscar un punto de comunión entre la imposición de Provincia de retornar a la Fase 3 del aislamiento, con las restricciones que corresponden a esa instancia, y la firme decisión de los sectores de la comunidad que ante la posibilidad de ver resentidas sus actividades laborales se unieron para anunciar que no acatarían esa medida y que seguirían abriendo sus puertas.

Mientras tanto, se alzaban voces exigiendo más "mano dura" para los incumplidores y frente a ellos los que nunca escucharon las recomendaciones seguían como si nada de lo que sucedía les importara.

Llevar el barco a buen puerto en medio de tantas tempestades es casi una misión imposible. El jefe comunal primero buscó cómo respetar las imposiciones de Provincia sin que éstas afectarán a la economía local y tras el anuncio salió a los medios a explicar la situación y los pasos a seguir.

En principio Reino manifestó que no le sorprendió el repliegue de fase impuesto por la Gobernación, considerando que era previsible desde hace varios días, atento a la cantidad de casos que se vienen registrando y el hecho de que el Hospital haya tenido situaciones límites en cuanto a su capacidad (ayer ya había cierto desahogo en ese aspecto) y la falta de personal.

"Hoy hay 8 camas libres, de 13 respiradores hay solo 2 en uso, pero estamos al límite en cuanto a personal" resaltó añadiendo que -por otra parte- el agotamiento de los trabajadores está también al límite.

"Esto nos sobrepasa a todos. Muchos no terminan de tomar dimensión de lo que estamos viviendo, incluso muchos que deben estar cumpliendo con el aislamiento andan alegremente por la calle", se escuchó decir, dolido, al jefe comunal, clamando una vez más por la responsabilidad social de cada uno como única manera de poder hacer frente al acecho de la pandemia.

MEDIDAS RESTRICTIVAS

Por otra parte, en cuanto a las medidas restrictivas, si bien en principio se anunció la prohibición de funcionamiento de locales gastronómicos y gimnasios, lo que generó la reacción adversa de los trabajadores de dichos sectores, Reino señaló que si bien es lo impuesto desde Provincia "eso es negociable" adelantando la posibilidad de que todo continuara sin modificaciones.

"Es muy difícil de implementar, pero es lo que nos imponen, no obstante, buscaremos la manera de que esto genere el menor daño posible" deslizó a media mañana, remarcando que "volver atrás es imposible". "Estamos en contacto con los comerciantes, buscando puntos de encuentro, los cierres no solucionan el problema, la realidad es que los contagios se originan en los incumplimientos" subrayó el titular del Ejecutivo.

En otro orden manifestó que la atención estará centrada en bajar la circulación de gente en la calle, pidiendo la toma de conciencia de cada uno ya que "ésta es la única forma de bajar la curva de contagios".

"Estamos haciendo lo imposible, pero muchos aún no entienden la gravedad de la situación. Esto de ahora es consecuencia del 'Día de la Madre' agregó apuntando que también tiene dificultades para ejercer los controles dado que no se cuenta con la cantidad de inspectores para atender todos los controles requeridos, decidiendo que los mismos se ocupen ahora de recorrer los espacios públicos "para tratar de hacer entender a la gente que debe cuidarse".

Finalmente, cuando se le consultó si la "flexibilización" de funcionamiento de los comercios que no deberían abrir podría generar algún tipo de malestar en Provincia, dijo estar seguro de que no habrá inconvenientes ya que "tenemos una relación fluida y no habrá problemas".

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio