Mar del Plata: Recibió una encomienda, sospecharon que era una bomba y la detonaron en plena madrugada

En un comienzo no sospechó nada extraño. No había motivos. Cuando el cartero del Correo Argentino llamó a la puerta de su casa del barrio Primera Junta, el pasado 3 de noviembre, la mujer de 61 años lo atendió con amabilidad y en pocos segundos recibió un paquete con la etiqueta de Mercado Libre, para luego despedirlo. Jamás pensó que esa misma encomienda podía ser una bomba que la policía y los bomberos acabarían por detonar en plena madrugada de este domingo.

El inédito hecho del que tomó conocimiento LA CAPITAL se registró en las últimas horas y motivó un operativo de características complejas en el que intervino hasta personal de la Brigada Antiexplosivos. Sin embargo, la historia había comenzado días atrás con un simple timbrazo en una vivienda Roca al 2400.

De acuerdo a la reconstrucción del caso que hicieron las fuentes consultadas por este medio, el último martes la mujer recibió un paquete con el sello de Mercado Libre. Entonces, pensó que se trataría de una compra hecha por su hijo, que es ingeniero electrónico y vive en Estados Unidos, y no dudó en guardarlo en un sector del inmueble.

Hasta entonces, todo transcurría con normalidad. Pero en un momento dado, el objeto envuelto en una caja cubierta con papel madera empezó a emitir ruidos extraños. Era una especie de alarma con un pulso firme y constante. En consecuencia, la mujer decidió comunicarse vía llamada de Whatsapp con su hijo y consultarle, al fin, qué era lo que había comprado y si era normal lo que ocurría.

La respuesta recibida por parte del hombre fue estremecedora: “Mamá, yo no compré nada. ¡No sé de qué me estás hablando!”. En Mar del Plata ya se acercaba la medianoche, mientras que en Florida, donde el ingeniero también se sorprendía por la noticia, el reloj marcaba dos horas menos.

No bien terminó la conversación, la mujer salió corriendo con el paquete hacia la calle y, visiblemente asustada, lo dejó en la esquina de Roca y Santiago del Estero. Luego, llamó desesperada a la policía.

La secuencia siguiente despertó la curiosidad de todos los vecinos, debido a que cuando los efectivos de la comisaría segunda que custodian esa zona de la ciudad llegaron al lugar constataron que en el interior de la caja había un objeto de masilla conectado a un viejo teléfono Nextel por medio de dos cables -uno blanco y el otro rojo- con seis baterías adicionales. De inmediato, dieron aviso a sus superiores, vallaron la cuadra y preservaron el paquete.

Poco después, arribaron bomberos y personal de la Brigada Antiexplosivos de la Policía Bonaerense. Cerca de las 2 de la madrugada, los uniformados dieron aviso del hallazgo de un posible material detonable al fiscal de turno, Fernando Castro.

El investigador ordenó la implementación inmediata del protocolo previsto para estos casos. Entonces, los especialistas hicieron explotar el objeto en el interior de un cañón de agua que poseen los bomberos para llevar a cabo procedimientos como el citado.

Si bien distintos informantes que trabajaron en el operativo manifestaron a LA CAPITAL que los uniformados no pudieron constatar la existencia concreta de explosivos dentro del paquete, ante la duda dispusieron su detonación de todas formas. En ese marco, el fiscal Castro ordenó el inicio de una causa judicial caratulada “Hallazgo de explosivos”, con miras a esclarecer por qué ese objeto llegó a la casa de la mujer y quién lo envió.

Investigación

Los restos del paquete enviado a la mujer y distintos objetos secuestrados de su casa serán peritados esta semana, según pudo saber este medio. En esa línea, los investigadores se comunicarán también con las autoridades del Correo Argentino y con representantes de Mercado Libre para intentar determinar el lugar de procedencia y el remitente del paquete.

Cuando la policía le tomó declaración, la mujer se mostró absorta y asustada respecto de lo ocurrido. A su vez, manifestó que no tiene conocimiento del motivo por el cual recibió tal encomienda y pidió que el hecho fuera esclarecido lo antes posible. Conforme trascendió, tanto ella como su hijo y sus demás familiares carecen de antecedentes delictivos ni fueron víctimas de amenazas en el pasado, por lo cual el caso, hasta ahora, está cubierto de absoluto misterio.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio