El 80-20 no tuvo consenso unánime

La venta de terrenos municipales a través de subastas públicas volvió al debate en el recinto de sesiones del Concejo Deliberante. Coincidieron en un punto el bloque de Juntos por el Cambio y al arco opositor y fue en que el ingreso económico, en su mayor parte, vaya destinado a una cuestión prioritaria como es la salud en tiempo de pandemia por el Coronavirus.

En cambio, la diferencia, una vez más, salió a la luz en este tema cuando se habló de la finalidad que se le daría al porcentaje restante.

Hay que remontarse a julio pasado cuando el justicialismo le propuso al gobierno de Esteban Reino que al realizar una nueva venta de lotes municipales, la entrada de dinero que se produzca sea para volcarlo a la atención de la salud en virtud de la crisis sanitaria por el Covid-19 pero que también se acuda en ayuda de la Sociedad de Protección a la Infancia, El Hogar de Ancianos "La Merced" y el Centro de Día "Arco Iris", que tienen dificultades. Pero esta no fue la única propuesta. También apuntó a que se tenga en cuenta la atención de otro asunto primordial como lo es el déficit habitacional que sufren familias vulnerables. Esta Comunicación no tuvo respuesta oficial desde aquel entonces y ahora, cuando el Ejecutivo pidió autorización al Concejo para llevar a cabo una nueva subasta, el tema "levantó temperatura".

"Una vez más el Ejecutivo no tiene en cuenta la finalidad social que planteamos en su momento", afirmó Sol Di Gerónimo (FdT) a lo que Facundo Lazo (JxC) respondió que compartía el pedido de la oposición pero que la decisión del destino final de los recursos económicos no correspondía al bloque.

En la próxima venta de lotes, que serán tres, quedó establecido que el 80 por ciento del dinero que ingrese a las arcas municipales sirva para la compra de elementos de bioseguridad en el Hospital como también medicamentos y otros insumos, y el 20 por ciento restante para acciones que permitan reactivar el turismo. Mencionó Lazo en este sentido que se volcarán dineros para mejorar el camino a "El Mirador", que será dotado de iluminación, y se refuncionalizarán distintos espacios de ese sitio.

Eugenio Gardella (FdT) coincidió en que la salud es prioridad pero que a la hora de la votación, junto a Unidad Ciudadana y Cumplir, se iba a abstener porque "en este contexto, si bien no estamos en contra de promover el turismo, entendemos que la vivienda social es para también tenerla en cuenta".

Agregó Di Gerónimo que en materia turística debería gestionarse políticamente ante Nación y Provincia y anhela que en otra futura venta de lotes municipales, "se vea reflejada la necesidad habitacional".

En definitiva, el 80-20 no tuvo consenso pero al bloque oficialista le alcanzó con imponer su mayoría.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio