Cayó en Miramar el acusado de abusar a sus hijastras durante varios años

Un hombre de 55 años que se hallaba prófugo desde el mes de febrero acusado de abusar de las hijas mellizas de quien fuera su pareja durante años fue atrapado esta tarde mientras transitaba en una motocicleta en la localidad de Miramar.

Las víctimas del abuso son menores de edad que además presentan retraso madurativo y capacidades cognitivas disminuidas, en un entorno de carencia habitacional y pobreza extreama, indicaron las fuentes consultadas.

El hecho oculta una trama oscura, de sometimientos y un grado de violencia inimaginable, de acuerdo a lo que pudo descubrir la fiscal Andrea Gómez, titular de la UFI N°4.  Si bien los abusos ocurrieron entre el año 2006 y el 2016, es decir desde que las mellizas apenas tenían un año de vida.

El ahora detenido vivía junto a una mujer y sus pequeñas hijas en una casilla del barrio Jorge Newbery, donde los abusos se iniciaron primero con tocamientos y tiempo después ya con acceso carnal.

Recién en el año 2017 un establecimiento escolar para niños con problemas madurativos presentó una denuncia al advertir comportamientos compatible con violencia sexual en dos de sus alumnas. Sin embargo, las niñas no pudieron ser ubicadas de inmediato, ya que su madre y el padrastro abusador se habían mudado a un punto no localizado de Mar del Plata.

El gabinete de Abusos Sexuales de la DDI Mar del Plata, a cargo de Maximiliano Mattos, logró a fin del año pasado hallar a las menores y en febrero ambas niñas participaron de la entrevista en cámara Gesell. Los profesionales y la fiscal se sorprendieron por la gravedad de los sucesos.

En la reconstrucción de los hechos se estableció, a la espera de acreditarlo más adelante, que la madre de las niñas era amenazada por el hombre y que por años no supo lo que ocurría.

El 3 de julio pasado la Justicia de Garantías ordenó allanar una casa del barrio Autódromo y detener al hombre, pero no estaba allí y desde entonces se ignoró su paradero. Hasta que la subDDI Balcarce, que brinda asistencia en Miramar por reasignación de recursos debido al covid-19, lo ubicó en las últimas y lo detuvo.

Una vez que fue atrapado en la vía pública, el cartonero de 55 años fue conducido a la Unidad N°44 de Batán donde permanece a disposición de la fiscal Gómez a la espera de ser indagado por el delito de “abuso sexual con acceso carnal gravemente ultrajante agravado por el vinculo”.
Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio