El programa “Envión” finalizó un taller y comenzará con otro

La coordinadora del programa “Envión”, Verónica Camino, contó que se cerró la segunda etapa de un programa que tuvo como objeto la confección de máscaras de protección que sirvieron para ser entregadas a diferentes organismos y vecinos.
Explicó que en una primera etapa estuvo orientada en la recolección de placas que se llevó a cabo en la Dirección de Juventud y luego se realizó una capacitación a través de Sergio Rodríguez de la Subsecretaría de Cultura y Educación. Posteriormente, se llevaron a cabo los talleres con los integrantes del programa que fueron los encargados de confeccionar alrededor de ochenta máscaras.
En el último tiempo, los chicos eligieron a referentes barriales para entregarles los objetos de protección, también a Cáritas, Club después del Cole y una parte de la producción a la Dirección de Juventud.

Asimismo, Camino adelantó que ya presentaron protocolos para la realización de nuevos talleres en el contexto de la pandemia para responder a la demanda de contención que están vivenciando los chicos. “Les tenemos que brindar mucho apoyo, ya que algunas veces no cuentan con conectividad o medios para comunicarse con la gente del equipo y para hacer las actividades escolares”, apuntó.
En torno a ello, señaló que la idea es comenzar con el apoyo a niños y jóvenes de manera presencial aunque con grupos muy reducidos y bajo todas las normas de protección necesarias. “Se va a atender la necesidad, son casos puntuales en los que se les dificulta para realizar actividades escolares o recibir un poco de distracción”, advirtió.
Camino dio a conocer que a través del programa se asiste a más de doscientos chicos y adolescentes de diferentes barrios de la ciudad.
En tanto, el integrante del equipo, Leandro Zitarosa, indicó que junto con el área de Medioambiente de la comuna se pusieron a trabajar en el programa “Botella, fundación de amor”. Establece la construcción de ecoladrillos que luego son trasladados a Buenos Aires donde se reciclan para realizar diferentes juegos.
“Necesitamos que la gente tome conciencia que no es mucho trabajo colocar todos los nylons que no utilizamos en un botella y que luego las acerquen a la Dirección de Juventud que será el lugar de recepción. Cuando nos autoricen el protocolo vamos a estar iniciando la actividad de reciclado y concientización de las familias”, contó Zitarosa.
Artículo Anterior Artículo Siguiente