Kiara Ponce buscará un lugar para el Mundial de Japón

Llegan estas fechas y muchas personas realizan un balance de lo experimentado en los últimos 365 días y, en el caso de Kiara Ponce, lo definió como su temporada más destacada desde que incursiona en el ámbito de las artes marciales, que inclusive la llevaron a presentarse fuera del país.

«Fue el mejor año, por todo lo que viví, las experiencias que tuve y también por los logros», dijo la prometedora karateca balcarceña.

LA SELECCIÓN, LO MÁS

En los inicios de 2019, se le presentó la posibilidad de luchar por una chance más que importante y no la desaprovechó.

«A principio de año hice un selectivo para ver si podía entrar a la selección argentina, por suerte quedé y fui al Panamericano de Colombia, en el cual salí tercera en kumite y quinta en cata. También tuve torneos zonales en Tandil y el Nacional que se hizo en Río Negro», comentó.

Por supuesto que más allá de los resultados en cada competición, el haber llegado al preciado objetivo de ser una de las representantes del país en una cita internacional, fue algo descollante y sobresaliente con el resto de lo vivido.


En ese sentido, dijo que «sentí mucha emoción, me puso muy contenta porque siempre fue mi sueño desde que empecé karate. Mis sueños fueron llegar a ser cinturón negro y estar en la selección argentina, por eso ese te año que se me dio fue de mucha emoción».

Y vestir los colores celeste y blanco siendo parte de la delegación de karatecas que Argentina colocó en este II Panamericano de Karate JKA 2019 en Bogotá, estuvo más allá de todo lo que alguna vez pudo soñar. «No sabía lo que me esperaba, no me imaginaba nada el llegar y competir con gente de otros países. Tenía muchísimos nervios porque era mi primer Panamericano y no tenía idea de lo que podía pasar. Fui tranquila igual, pensando en todo lo que había estado practicando, en todo lo que había recorrido para poder llegar ahí e hice lo más que pude», relató.

Y como todo deportista, más allá del entorno y la envergadura de esta competición ante los mejores exponentes, se mostró conforme con la labor cumplida: «di lo mejor y ese torneo me sirvió para después seguir mentalizándome en las cosas que vinieron».

PROXIMA TEMPORADA

Mientras disfruta del descanso en los estudios, continúa entrenando diariamente en el dojo de José y Ezequiel Vega, sus profesores desde siempre, mientras que esporádicamente viaja a Tandil para practicar con el orientador José Carabajal.

Y con ellos ya planificó lo que será la temporada 2020: «nos dijeron que el año que viene hay un selectivo para el Mundial de Japón 2020, vamos a ver, nos presentaremos para ver si puedo quedar. Después hay un torneo en Mendoza, el Nacional que se hace en Neuquén y todos los torneos zonales y provinciales que salgan en el año».

Antes de la despedida, agradeció a sus padres y a sus entrenadores como también a toda la gente que la alienta constantemente, en este camino de ir progresando en el mundo del karate y tratando de alcanzar los sueños que se propone.
Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio