Cargando...

Espere un momento por favor.

19 de julio de 2019

" La APDH rechaza la creación del Servicio Cívico Voluntario en Valores a cargo de Gendarmería Nacional

La Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) rechaza la resolución del Ministerio de Seguridad de la Nación de creación del Servicio Cívico Voluntario en Valores, a cargo de la Gendarmería Nacional y destinado a jóvenes de entre 16 y 20 años de edad.
Lo hace por entender que Gendarmería es una fuerza de seguridad de naturaleza militar, que integra el sistema de Defensa Nacional, absolutamente ajena al propósito que se le atribuye. No es esta institución, instrumento actual de políticas represivas, la que deba llevar adelante el proceso de inclusión socio-educativa de los chicos y las chicas que no estudian ni trabajan en la actualidad.

Por el contrario, es el sistema educativo en sus niveles secundario, terciario y universitario el principal sostén de la educación de niños, niñas, adolescentes y jóvenes. Los valores democráticos expresados en la Constitución Nacional y los tratados de derechos humanos hoy con principal jerarquía son los que deben ser profundizados y difundidos en el proceso de aprendizaje.


Las políticas públicas de educación destinadas a las infancias y a las adolescencias son realizadoras del derecho humano a la Educación, y no son competencia de las fuerzas de seguridad.

 Con esta medida la intención oficial tiene el fin de adoctrinar a las nuevas generaciones, principalmente a aquellas que pertenecen a las capas más pobres de la sociedad, además de fortalecer el brazo armado, decisiones que perpetúan un sistema de explotación y desigualdad que siempre condena a los mismos sectores. Esta decisión busca imponer la resignación a los y las jóvenes, eliminando la rebeldía y los sueños de liberación, mediante la utilización del miedo y el odio.

 La APDH advierte, además, que la decisión que impugna no es inocente: tiene como antecedente al llamado Servicio Cívico en Valores, creado en 1979 cuando la Gendarmería Nacional estaba al mando del genocida Antonio Domingo Bussi, y los argumentos expuestos en su defensa son los mismos que enarbolaron quienes se opusieron a la eliminación del Servicio Militar Obligatorio tres décadas atrás.

 Frente a tal desatino la APDH propone, una vez más, fortalecer el sistema educativo público por ser este el instrumento estatal apropiado para una real capacitación en valores democráticos y republicanos. "
Compartir: FacebookTwitter