Cargando...

Espere un momento por favor.

12 de marzo de 2019

Se inició el juicio a Federico Sasso

El juicio que se le sigue a Federico Sasso por la muerte de la adolescente Lucia Bernaola (14), a quien atropelló cuando conducía su vehículo por la costa de la ciudad, cumplió este lunes su primera audiencia con la novedad de un cambio de juez a último momento y la negativa de la madre de la víctima a declarar.
“No estoy en condiciones emocionales de sentarme frente a los jueces y hablar”, había dicho Verónica Borelli rodeada de familiares y personas que se apostaron frente a Tribunales en pedido de justicia.
Borelli pidió postergar su declaración como testigo aunque su relato no tendrá impacto directo en el análisis del trágico episodio que acabó con la muerte de su hija en junio de 2017. Sí en cambio podrá aportar datos significativos respecto a diversos aspectos vinculados al cumplimiento de la detención de Sasso, circunstancia que denunció en varias ocasiones y que podría determinar, en caso de una sentencia condenatoria, que el imputado vaya a una cárcel común.

Poco antes de las 9, horario en el que estaba fijado el comienzo del debate, el presidente del Tribunal Oral N°1, Facundo Gómez Urso, comunicó a las partes que, a causa de una licencia por enfermedad, no iba a participar el juez Aldo Carnevale. En su reemplazo fue designado Juan Manuel Sueyro. La novedad no ocasionó ningún contratiempo pese a que existía la posibilidad de una postergación.
El Ministerio Público Fiscal tuvo una doble representación en Pablo Cistoldi y Rodolfo Moure, quienes adelantaron que la primera línea de trabajo será probar la existencia de un homicidio simple con dolo eventual, pero que subsidiariamente buscarán una pena por el homicidio culposo agravado, tal como lo reserva el artículo 84 bis del Código Penal.
Los tres abogados de las víctimas (Maximiliano Orsini por Borelli, Marcelo Savioli Coll por Eloy Bernaola, el padre, y Mauricio Varela por algunos de los heridos) acordaron adherir la postura de los fiscales.
En tanto Facundo Capparelli, defensor de Federico Sasso, dijo que intentará descartar el homicidio simple y que también descalificará los agravantes de alcoholemia, velocidad y conducción temeraria.
El ambiente en el comienzo fue espeso, con un grosor emotivo que atravesó toda la reducida sala del Tribunal 1. De un lado la familia de Lucía Bernaola y del otro algunos pocos familiares de Sasso. Al describir el fiscal el hecho se produjo una circunstancia de extrema singularidad: mientras Borelli sufría un íntimo quiebre y rompía en llanto, Eloy Bernaola clavaba su mirada en Sasso, quien con la mirada perdida dejó caer algunas lágrimas.

Salvada la contingencia de la negativa a declarar de Borelli, la jornada inicial apenas tuvo ante los jueces a Bernaola, ex futbolista de Aldosivi, y de Nicolás Silveiro, novio de Lucía y testigo presencial del siniestro.
No hubo información valiosa para los jueces en los dos testimonios, en particular en el de Silveiro, en el que existía alguna expectativa. Sin embargo, tal como ya quedara reflejado en el expediente, sus recuerdos de aquella trágica madrugada son muy pocos.
El juicio se retomará el martes con el desfile de nuevos testigos, todos ellos integrantes del grupo de adolescentes que caminaba por la costa cuando fueron arrollados por el automóvil conducido por Sasso.
El debate oral seguramente decantará hacia la discusión por la figura penal a aplicar. Si bien la defensa quiere reducirlo a un homicidio culposo simple, el escenario más lógico es que se dirima entre el homicidio culposo agravado y el homicidio simple con dolo eventual.
Las diferencias en estos dos tipos penales son importantes porque mientras el homicidio culposo agravado tiene un techo de pena de 6 años, el de dolo eventual tiene un piso de 8. Informe La Capital de Mar del Plata 
Compartir: FacebookTwitter