¿Quién lo asesoró tan mal (a Axel Kicillof) en su primera llegada como mandatario a Balcarce?

La concejal dejó en claro su “indignación” en redes sociales, pasado algunos días de la visita del Gobernador a la ciudad. Su postura coincidió con la de su padre, Luis Teodoro García, titular del PJ, quien se sintió junto a otros integrantes de la conducción local desplazado en la organización de las actividades.

Horas antes de la llegada del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, a nuestra ciudad para encabezar un acto de entrega de 70 escrituras y pases libres multimodales, y hacer anuncios (construcción de 40 viviendas y promesa de ayuda económica para obras en el autódromo Juan Manuel Fangio), el presidente del Partido Justicialista local, Luis Teodoro “Morete” García, manifestó su malestar y enojo porque Kicillof no concurriría a la sede partidaria de calle 22, y también lo criticó porque aseguró que “los peronistas somos acción. Militamos, no protocolizamos”, en directa alusión a la manera en que se organizó el acto en el Museo del Automovilismo.

No era para menos que así se manifestara García, luego de que en la previa fuera La Cámpora quien asumiera la responsabilidad de organizar el acto como también la posterior recorrida del Gobernador, que solo se limitó a la fábrica del constructor Tulio Crespi si bien estaba previsto que también lo hiciera a un viñedo aunque el clima conspiró contra ese deseo.

El mismo martes 17, en el Museo del Automovilismo, los seis ediles que representan al justicialismo en sus distintas expresiones internas (Eugenio Gardella, Graciela Pilone, Florencia Scrocca, Florencia García, Martín Pérez y Sol Di Gerónimo) pudieron intercambiar algunos conceptos con Kicillof previo a retirarse para continuar con su agenda de trabajo en la ciudad. Y no faltó la foto.

El “dolor” de la concejal

No estuvo ajena a ella la concejal García, hija del presidente del PJ. Prefirió en redes sociales hacer público su “dolor”, en sintonía con el pensamiento vertido horas antes por su padre.

“Me llamé a silencio en redes cuando vino nuestro Gobernador, a quien voté y milité su boleta en 2019 y 2021. Aclaro que solo fue en redes, porque gracias a que soy concejal, pude estar cerca de él y decirle lo que los militantes peronistas sentíamos con su llegada...”, escribió.

Consideró García que “a un Gobernador que lo elige un movimiento nacional y popular, que en Balcarce no recibió la cantidad de votos deseados y que perdimos por goleada en la última elección ... yo me pregunto ¿Quién lo asesoró tan mal en su primera llegada como mandatario? ¿Una entrega de escrituras en el Museo Fangio? ¿Una recorrida en lo de Crespi? Díganme que hay de nacional y popular ahí”.

Pero eso no fue todo. Su enojo fue más allá al remarcar que “sabiendo lo mal que la están pasando los vecinos, por qué no se acercó a una sociedad de fomento”, se preguntó. Y agregó: “Por qué no interactuó con el pueblo, en clubes de barrio, por qué no pudo estar con vecinos en los hostales, en gremios, en visitar simplemente una obra en construcción o ir a ver a los niños a los jardines, al Patronato llevando solo palabras de esperanza”.

Esa bronca contenida, aseguró García, se la manifestó a Kicillof cara a cara. “Se lo pude decir y ya que hablan de perlitas, hablen que otra concejal se acercó a hablar con el Gobernador y un diputado provincial le dijo que dejara de molestarlo. Una vergüenza”.

Pero eso no fue todo. Para que no quedaran dudas de las diferencias que existen dentro del justicialismo, la concejal disparó otra frase: “Aclaro que me escuchó más el Gobernador que los amigotes que le manejaron la agenda acá…”, no dando nombres.

“Creo en la respuesta que me dio. Confié en él para Gobernador y no me defrauda, solo que a veces se alejan del pueblo, del pueblo que lo votó y eso como peronista, me duele profundamente”, concluyó.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio