Gajardo: “No soy un golpeador porque no le pegué a nadie”

Tras lo sucedido el miércoles por la tarde en el partido que se disputó en cancha de Boca, donde el local recibió a Ferroviarios por la séptima fecha del fútbol femenino y en el cual se estaba imponiendo por 1 a 0, el encuentro tuvo que ser suspendido por el árbitro Pablo Gajardo a los 20 minutos del segundo tiempo, ya que una jugadora del equipo de la "Estación" le propinó un golpe de puño en la cabeza, tras no estar de acuerdo con la decisión tomada por el colegiado en una jugada.

Gajardo habló con El Diario y comentó que "en lo físico estoy un poco dolorido y conmocionado por lo sucedido, creo que un fallo arbitral, sea correcto o no, no puede terminar en esto y menos que se reaccione de esta forma", y además reconoció que "nunca pensé que esa decisión por una falta iba a terminar así, trate de calmarlas pero llegó un límite donde se desató todo. Me puedo equivocar como todos pero yo voy a dirigir y me es indistinto quienes son los equipos, porque yo voy a cumplir con mi trabajo. Pueden estar de acuerdo o no con las decisiones que tomé, pero nunca dejé tirada a la jugadora, paré el juego para que la asistieran y ahí fue cuando comenzó todo".

En esa misma línea detalló que "tuve que suspender el partido porque no estaban las condiciones necesarias de seguridad para continuar y yo tampoco podía seguir tras los golpes que recibí".

Asimismo, Gajardo desmintió totalmente la versión que circula de que él habría golpeado a una jugadora de Ferroviarios. "Estoy tranquilo porque jamás reaccioné de una forma en que no debía, tengo a mis asistentes de testigos. Es totalmente mentira esa versión de que yo reaccioné o insulté, lo único que hice fue retroceder y cubrirme la cara para que no me siguieran pegando, porque me pegaron en la nuca, oido y recibí una patada en la rodilla. No soy un golpeador porque no le pegué a nadie, tengo una familia como todos y creo que eso es una acusación muy grave de algo que no hice". Además aseguró que "nosotros sabemos que no podemos tocar ni insultar a nadie".

Tras lo sucedido, confirmó "hice la denuncia correspondiente en la comisaría local y si sigue ésto lo llevaré a la parte penal. Además del correspondiente informe que realizamos los árbitros sobre todo lo sucedido y que luego lo analiza el Tribunal de Disciplina de la Liga. Ahora queda esperar ese fallo".

LA DUDA DE VOLVER A DIRIGIR

"Con todo esto que pasó no me dan ganas de dirigir el fútbol femenino, me saca las ganas, me tira atrás mal", resaltó Gajardo quien además señaló "no tengo nada contra nadie, yo voy a dirigir, a veces me salen bien las cosas a veces no, pero nunca busco perjudicar a nadie. Y si me equivoco tienen la facultad de hacer su descargo como equipo en los lugares correspondientes. Las jugadoras tienen que entender que están jugando en una Liga y bajo un reglamento, están tratando de que el fútbol femenino crezca pero no de esta manera, porque no sirve para nadie".

UNIÓN Y PEDIDO DE SEGURIDAD

Con respecto a la posibilidad de que desde el sindicato de árbitros SADRA se tome alguna medida en virtud de lo sucedido agregó "creo que desde el sindicato se va a pedir que haya seguridad policial en los partidos de primera del femenino, porque ya venimos con varios antecedentes y no hay que esperar que pase algo mucho más grave de lo que me pasó a mí para que actúen tomando alguna medida de seguridad".

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio