Roberto Guariste: "Gracias a Dios estoy vivo"

El balcarceño Roberto Guariste llegó al autódromo de Mar del Plata con todas las expectativas puestas en el inicio de una nueva temporada del TC del Sudeste, categoría que lo viene teniendo como animador en las últimas temporadas, con un subcampeonato incluido.

El fin de semana había comenzado bien, con un auto que respondía a lo esperado, cuando a priori había algunos signos de interrogación por ver cómo sería la adaptación con el uso de los nuevos neumáticos que incorporó la categoría. Al concluir las pruebas de clasificación Guariste se quedó con el 2° registro, lo que lo colocaba como aspirante a luchar por puestos de privilegio en la jornada del domingo.

Apenas cerrada la actividad de clasificación iba a producirse el grave accidente que tuvo como protagonistas a Roberto Guariste y a Cristian Ale. El impacto fue de singular violencia, lo que quedó reflejado en los importantes daños que experimentaron los rodados. Ambos pilotos fueron rápidamente auxiliados y derivados al Hospital Privado de Comunidad, donde quedaron internados, realizándoseles diversos estudios, que establecieron que solamente habían sufrido contusiones producto del impacto, por lo que horas después fueron dados de alta.

LA PALABRA DE GUARISTE

Dolorido, pero con la tranquilidad de estar nuevamente en su casa y junto a su familia tras el duro trance atravesado, Guariste habló sobre lo ocurrido en el trazado marplatense. "Había terminado la clasificación, muy conforme porque teníamos un autazo como para dar pelea. En la vuelta rumbo al parque cerrado decido practicar una largada. Veo al otro auto un poco más adelante y pensé que iba a hacer lo mismo. Aceleré, se produjo un punto ciego con la toma de aire, no lo ví y lo impacté de lleno. Me sacaron del auto y me llevaron al Hospital, donde recibí una muy buena atención, me hicieron diversos estudios y cuando se comprobó que no tenía ninguna lesión me dieron de alta".

Agregó que "una pena, estoy convencido que el auto estaba para pelear todo el año y se destrozó. Pero viendo cómo quedó la cafetera tengo que dar gracias a Dios que estoy vivo".

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio