Kicillof crítico con la oposición: "Buscan reescribir la historia de la deuda"

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, consideró este lunes que la oposición "lanzó una verdadera campaña de comunicación para reescribir la historia de la deuda" con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y, de esa forma, "indultar" ante la sociedad al expresidente Mauricio Macri.

En su cuenta de Twitter, el mandatario posteó una columna de opinión de su autoría publicada en Infobae, titulada "La fábula macrista sobre la deuda y el fondo", en la que analizó: "Puede verse en estos días a un verdadero ejército de dirigentes del PRO deambulando por los canales de televisión opositores para machacar con el mismo libreto sobre el asunto de la deuda y del FMI".

"Evidentemente, tienen orden de defender a su jefe, Mauricio Macri. Este desfile de figuras opositoras sólo es posible en el marco de un verdadero blindaje mediático porque son capaces de sostener cualquier disparate sin siquiera ponerse colorados, sin inmutarse, hasta casi con infantil entusiasmo", planteó.

Remarcó que el macrismo lanzó "una verdadera campaña para reescribir y embellecer uno de los capítulos más escandalosos y también más tristes del endeudamiento argentino".

"El argumento del macrismo es el siguiente: toda la deuda que tomó Macri fue destinada o bien a pagar los vencimientos que dejó el gobierno de Cristina (Fernández de Kirchner) o bien a financiar el déficit fiscal que dejó también el gobierno de Cristina. Es decir, Macri no tiene ninguna responsabilidad y su gobierno no protagonizó descalabro financiero alguno, sino que tuvo forzosamente que endeudarse por imperio de las circunstancias heredadas", indicó Kicillof.

Añadió que, "luego, reconocen que surgieron dificultades que desembocaron finalmente en el llamado al Fondo. Pero, prosiguen, los problemas se presentaron cuando los inversores extranjeros decidieron retirarse porque descubrieron que el peronismo podía ganar las elecciones".

"Siguiendo este libreto, Macri se transforma en poco menos que una víctima inerme de la circunstancia que heredó y de la derrota electoral que lo privó de la reelección que buscaba. El macrismo intenta así un audaz acto de magia: hacer desaparecer a Macri de toda responsabilidad en el fabuloso sobreendeudamiento y en la vuelta al FMI", reflexionó el gobernador.

Manifestó que "la fábula que construyeron, sin embargo, tiene un fatal defecto: su absoluta falta de apego a la realidad" y agregó que "contrariamente a lo que intentan instalar, lo que ocurrió fue el resultado inexorable del modelo económico y de las políticas que el gobierno de Macri aplicó voluntariamente desde el primer día de su gestión".

El mandatario bonaerense pidió hacer "un poco de historia para ver cómo fue que la Argentina volvió al FMI y se convirtió en el deudor más grande en toda su historia" y, tras trazar un pormenorizado detalle de la toma de deuda durante el macrismo, Kicillof señaló que el anterior gobierno "cubre su déficit en pesos tomando endeudamiento en dólares porque el objetivo no es cubrir los gastos, sino conseguir los dólares para la fuga de capitales".

"Así fue como, una vez que se concretó el pagó a los fondos buitre, el macrismo inició una carrera desenfrenada de colocación de deuda externa en los mercados internacionales", continuó y advirtió que el macrismo "explica este fenomenal proceso de endeudamiento diciendo que se tomó deuda para pagar los vencimientos que dejó el gobierno anterior y cubrir el déficit heredado".

"Aun si así fuera, ¿por qué tuvo que tomar deuda en dólares? No hay ninguna razón más que la que ya explicamos: su programa era el de endeudamiento y fuga. Tomar dólares prestados es una necesidad de ese modelo, lo otro son pretextos, excusas y mentiras. Porque el déficit fiscal es claramente una suma de pesos, y para cubrirlo se necesitan justamente pesos", insistió.

"La única explicación de este sobreendeudamiento es que tenía que financiar y sostener la especulación financiera que había habilitado. Buena parte de los dólares que entraron como deuda, salieron de inmediato producto de la 'fuga de capitales', que no es más que la compra de dólares que no se destina a importaciones, pago de deudas o compra de maquinaria, sino que, simplemente, se retira del sistema, se fuga", subrayó el mandatario.

Posteriormente, rememoró que en 2018 "el mercado no le prestó más al gobierno porque el esquema de endeudamiento y fuga se había vuelto ya insostenible. La deuda que se había tomado en tan poco tiempo era ya por completo impagable, y se notaba".

"Es aquí que el gobierno de Macri toma una nueva decisión fatal. Ante la falta de financiamiento privado (...) Macri resolvió pedirle el crédito más grande de la historia ni más ni menos que al FMI. El 8 de mayo de 2018 anuncia que va a solicitar el crédito y en un tiempo récord, sólo un mes después, el 8 de junio, el FMI, movido por la presión política del gobierno norteamericano, resuelve otorgarle ese crédito inaudito".

"Se produce así la estafa más grande de la historia. Primero por 50 mil millones y luego se extiende en 7 mil millones más", recalcó Kicillof y razonó que "en la auditoría ex post que el FMI hace del fallido crédito, se deja muy en claro que justamente las dos condiciones que pone el gobierno de Macri son las que hubieran evitado una desgracia mayor: no poner ninguna traba a la salida de capitales y no reestructurar la deuda externa insostenible que había tomado".

"El FMI es responsable absoluto, junto con Macri, de que el gobierno sostuviera por dos años más la bicicleta financiera. Por culpa de ese acuerdo, nuestra deuda volvió a crecer y la fuga de capitales siguió incrementándose", opinó.

"Los recursos del Fondo se utilizaron también para que algunos de los inversores extranjeros que habían ingresado su capital, se los llevaran utilizando los fondos frescos que aportó el FMI. Esto está expresamente prohibido por el Convenio Constitutivo del Fondo", dijo luego y remarcó que "el 'salvataje' de estos bancos fue reconocido por el propio Macri".

"Por este concepto se llevaron nada menos que 21.000 de los 44.000 millones de dólares aportados por el FMI", apuntó en ese sentido.

Kicillof evaluó que, "como resultado de este proceso, a fin de 2019, cuando termina el gobierno de Macri, el país pasó de tener una deuda total equivalente al 43% del PIB a un apabullante 89%. Macri duplicó la deuda total".

"Y lo que es peor, la deuda en dólares con privados y con organismos pasó del 14% del PIB al 44,5%. ¡Se triplicó la deuda en dólares! Y como contrapartida, no se observó ni el crecimiento del producto, ni del empleo, ni de la infraestructura. Todo se lo llevó la fuga de capitales que en total alcanzó los USD 86.000 millones", afirmó.

Consideró que "ni se endeudaron para pagar los vencimientos de la deuda, ni se endeudaron para cubrir el déficit, ni el problema sobrevino porque volvía el peronismo" sino que "aplicaron un modelo económico de estricto corte neoliberal que desindustrializa y empobrece, pero además se beneficiaron, endeudaron, fugaron y perdieron las elecciones por el desastre que hicieron y también por mentir tanto".

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio