La lechuga, por las nubes: el kilo cuesta hasta $900

La sequía y la ola extrema de calor que afectó al país hace tan solo unas semanas representó un serio problema para los agricultores e impacto fuertemente en el precio de los alimentos, sobre todo en aquellos que son altamente perecederos y con alta demanda, como la lechuga.

Una de las economías regionales más dañadas fue la hortícola. La peor parte se la llevaron las verduras de hoja, como la lechuga, que literalmente fue “quemada” por el sol, produjo importantísimas mermas y encareció considerablemente su precio.

En la Ciudad algunos vecinos indicaron que también encontraron la lechuga a $700, $800 y hasta $900 el kilo, muchos buscan alternativas para sus ensaladas como el apio, la zanahoria y el tomate. Otras verduras de hojas verdes, como la rúcula, también están experimentado subas marcadas.

"Hay que ponerse también del lado del comerciante, que cuando va al mercado encuentra una jaula de lechuga que no valía más de $ 800 a $ 4.000", argumentó al respecto el encargado de una verdulería, para quien "el precio tendría que ir bajando esta semana o a partir del lunes" porque "es lo mismo que pasó con el tomate".

Según varios especialistas, la razón detrás de esto está en dos factores: la pérdida de cosecha por culpa del calor y los constantes cortes de luz que complican la refrigeración de estos productos una vez cosechados.

Sobre lo primero, se debe considerar que las lechugas, al ser una verdura de estación, se cosechan dentro de invernaderos. Con temperaturas de más de 44 grados en el exterior, el interior de estos lugares puede llegar a registrar hasta 55 grados y en consecuencia muchas de las plantas en su interior se arruinan -con las hojas de la lechuga quemándose en el proceso-.

Pero esa hortaliza no fue la única afectada. Con alzas contundentes de los precios, el tomate se encuentra entre los $200 y $300 (dependiendo el lugar puede superar los $400) y el kilo de morrón rozando entre los $300 y $400.

Por último los especialistas afirmaron que la situación se normalizaría para finales de febrero, ya que se debería reponer el stock perdido en los 30 días que tarda en crecer desde que se planta en un invernadero.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio