La «Grieta» que divide al Frente de Todos

El concejal del Frente de Todos, Eugenio Gardella, dialogó con El Diario y analizó la actualidad del espacio luego de la sesión extraordinaria de la semana pasada.

En la jornada del martes, vale recordar, varios integrantes del bloque de la oposición protagonizaron un cruce en medio del debate por la remisión a archivo de un expediente para retirar los cuadros de los intendentes de la dictadura.

LA INTERNA

Al respecto, Gardella sostuvo: «Internamente, como cualquier grupo de personas, siempre hay ideas y posiciones diferentes. Podemos compartir algunos pensamientos y otros no. La realidad es que no existe una unidad absoluta».

Y agregó: «Las diferencias se hicieron públicas y están a la vista de todos. Hubiera preferido que esas manifestaciones no se hicieran en medio de una sesión y se hubieran resuelto en la privacidad del espacio».

«Hay cosas con las que no coincido. No se puede poner en duda la honorabilidad de las personas -en alusión a los cuestionamientos sobre la designación de Martín Heinrich como presidente de OSeBal-. Por eso mis críticas apuntaron siempre a la figura de la SAPEM y no a quienes integran el directorio. Siempre con respeto y de manera responsable. Desde el gerente hasta el presidente son transitorios y están de paso, lo que quedará al fin y al cabo es la SAPEM», expresó el edil.

LOS DICHOS DE REINO

Consultado sobre los dichos del intendente Esteban Reino, quien al día siguiente de la sesión había asegurado que «la nueva concesión del servicio sanitario fue un golpe duro para la oposición», Gardella dejó la siguiente reflexión: «Esto no es una pelea entre oficialismo y oposición. De hecho, al estar en minoría en el Concejo sabíamos de antemano que se iba a imponer. En ese sentido no fue un golpe como declaró el jefe comunal».

A lo que añadió: «Estamos acá para trabajar por y para los balcarceños. Acercamos propuestas que lamentablemente no pudieron llegar a destino. Nosotros como oposición tenemos cosas para decir, de la misma manera que ellos lo hicieron cuando fueron oposición. El agua no es una mercancía, sino un derecho y como tal hay que ser cuidadosos. Mi preocupación es que vamos a tener un agua más cara, que se mantenga la calidad y se cumplan con las obras estipuladas».

«Nuestro bloque tiene contacto fluido con Provincia y estamos a disposición para facilitar o gestionar determinados proyectos que quieran hacerse, siempre y cuando sean para el bienestar de los balcarceños», explicó.

LO QUE SE VIENE

Sobre los desafíos de cara al año en curso, Gardella consideró: «Tenemos una minoría importante respecto al oficialismo. El diálogo existe y ojalá este año se mantenga. Sería interesante también que más allá de ser escuchados, se respondan nuestros pedidos. De 120 proyectos que elaboré y presenté habré recibido respuestas del 5%. Y no pasa por una cuestión de no responderle a Eugenio Gardella, sino a los vecinos, que es en definitiva quienes requieren de soluciones para problemas de la vida cotidiana».

«La ley orgánica del Municipio establece que la respuesta debe llegar en un plazo determinado de tiempo. No podemos caer en la misma contestación de siempre. No nos interesa si en la época de Pérez, Erreguerena o Echeverría no se contestaban los proyectos», agregó.

OSEBAL Y EL SERVICIO SANITARIO

«Desde el primer momento que se planteó la figura de la SAPEM hicimos nuestros aportes al Ejecutivo Municipal con el propósito de hallar alternativas mejores. Sin embargo, el Gobierno decidió avanzar con la SAPEM», recordó el concejal.

Y añadió: «Tenemos algunas miradas diferentes. No es una municipalización del servicio porque la OSeBal es una sociedad anónima privada con la característica de que tiene participación estatal mayoritaria. Es llamativo que una figura de esta dimensión no tenga un plan de negocios e inversiones, ni registro del inventario que recibe. No es serio para una empresa que se inicia».

«Una de las cosas que más nos molestó, y que lo planteamos en su momento, fue que en la conformación del directorio no hubiera alguien de la oposición. No fue un pedido caprichoso. El socio mayoritario no es el gobierno de turno, sino el Municipio. Y por eso entendíamos que debería haber estado representado nuestro espacio. No es correcto que uno se controle a sí mismo», concluyó Gardella.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio