Kicillof puso en marcha el pase sanitario y tomó distancia de la Nación

La decisión tomó por sorpresa a muchos en la Casa Rosada, donde no la esperaban, aunque en algunos despachos descontaban que tarde o temprano ocurriría luego del cruce que ocurrió hace días entre el ministro de Salud de la provincia de Buenos Aires, Nicolás Kreplak, y su par de la Nación, Carla Vizotti.

Y finalmente, Axel Kicilloff anunció que desde el 21 de diciembre la provincia pondrá en marcha el “Pase Libre con Vacuna”: habrá que mostrar que se posee el esquema completo de vacunación para ingresar a recitales, teatros, iglesias y actividades deportivas que se realicen en lugares cerrados. Y también para realizar trámites en oficinas públicas y privadas donde haya mucha gente.

El objetivo es tomar más recaudos ahora que los casos de Covid volvieron a crecer —muy lentamente— de la mano de la variante Delta y también prevenir la expansión de la variante Omicron, luego de que se confirmara el primer contagiado el domingo en San Luis.

La iniciativa, que tiende a instar a más personas a vacunarse, servirá de “pasaporte obligatorio” para poder ingresar a eventos masivos y a lugares públicos como cines, museos, gimnasios y restaurantes, como también para realizar trámites presenciales.

Con esta medida en marcha, Kicillof se sumó al pase sanitario que ya habían comenzado a implementar las provincias de Tucumán y Salta, lo que les permitió avanzar más rápidamente con la vacunación.

“El objetivo es concientizar para que la protección sea universal. Tenemos las vacunas, lo que necesitamos es que todos y todas vayan a vacunarse”, dijo el gobernador bonaerense al anunciar la puesta en marcha de la medida, que regirá para todos los mayores de 13 años. Y precisó que será necesario acreditar el esquema completo de vacunación (dos dosis para la mayoría de las vacunas, una sola dosis para las monodosis Cansino, Sputnik Light o quienes se hayan vacunado en el exterior con Jonhson) para una seria de actividades.

El “Pase Libre con Vacuna” será requerido para ingresar a eventos masivos, actividades culturales (teatros, cines, conciertos) deportivas, religiosas y recreativas que se realicen en espacios cerrados. También para realizar trámites ante organismos públicos provinciales y municipales, y en empresas privadas (bancos por ejemplo) cuando se reúnan muchas personas.

Al anunciar la medida, Kicillof estuvo acompañado por el ministro de Salud, Nicolás Kreplak, el mismo que días atrás había sugerido que el “pase sanitario” debía implementarse en el transporte público y que las empresas privadas deberían solicitarlo para sus trabajadores, y que luego fue desmentido por la ministra Vizzotti, quien descartó que esta fuera una alternativa que el Gobierno estaba analizando.

La distancia quedó bien clara. Sin duda hay objetivos sanitarios y epidemiológicos que la explican, pero también dos caminos que parecen bifurcarse y que separan el rumbo de la provincia de Buenos Aires del de la Nación.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio