“En la planta baja del Museo Fangio se prohíbe la entrada de periodistas balcarceños y perros”

Este miércoles se realizará un homenaje a Juan Manuel Fangio en el Museo Fangio.

El periodismo ajeno a Balcarce fue invitado a cubrir el acto desde la Planta Baja del Museo.

El periodismo de Balcarce fue invitado a cubrir el acto desde una rampa, ubicada a distancia.

“Si los espacios lo permiten, podrán ir a la planta baja, junto al resto del periodismo”, dijo sin sonrojarse alguien del Museo, en referencia a quienes diariamente informamos a nuestra población.

Traducido significa: -si los periodistas de afuera dejan algún espacio libre, ese lugar lo podremos ocupar nosotros, por gracia y benevolencia de quienes dirigen el Museo-.

El Museo Fangio comete un acto de discriminación.

En el homenaje a Fangio, el Museo Fangio discrimina al periodismo de la ciudad de Fangio.

Discrimina, porque da un trato desconsiderado y diferente a los trabajadores de la comunicación de Balcarce, que merecen recibir el mismo trato que los trabajadores de la comunicación ajenos a Balcarce.

Discrimina, porque beneficia a unos y perjudica a otros, sin más motivo que la diferencia de la ciudad de la que provienen.

Discrimina, porque a los periodistas balcarceños no nos permite ejercer nuestro derecho a informar en condiciones de igualdad con otros periodistas llegados desde la lejanía.

Discrimina, porque los que iremos a la rampa sólo somos los de Balcarce,  

Discrimina, porque los que iremos a la rampa sólo somos los que trabajamos en Balcarce.

Cuando el Museo Fangio necesita al periodismo balcarceño, los periodistas locales estamos.

Cuando el periodismo balcarceño necesita igualdad de trato de la entidad, el Museo Fangio envía a los periodistas balcarceños a la rampa. 

El Museo Fangio se escusa diciendo que una empresa decide sobre la organización del evento. 

Todos sabemos que dentro del edificio propiedad del Museo Fangio, la empresa sólo hace lo que el Museo Fangio le permite hacer. 

Dicen que durante la ocupación japonesa de China, ocurrida en la quinta década del siglo XX,  en un parque había un cartel que decía: “Se prohíbe la entrada de chinos y perros”. 

Trasladando la semejanza, hoy podríamos decir, que en este miércoles 10 de noviembre de 2021, en la Planta Baja del Museo Fangio cuelga un cartel imaginario que dice: “Se prohíbe la entrada de periodistas balcarceños y perros”.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio