Sergio Berni, en alerta por las internas en la cúpula de la Policía bonaerense en medio de la ola de inseguridad

Desde hace semanas, la Policía bonaerense le genera un fuerte dolor de cabeza al ministro de Seguridad de la Provincia Sergio Berni. Es que en medio de la ola de delitos que golpea al conurbano, se desató una fuerte interna interna en la cúpula de la fuerza que pone en alerta al funcionario y los intendentes del conurbano.

Daniel García, jefe de la Bonaerense, está enfrentado con su número “2″, Jorge Figini, una relación que en el último tiempo experimentó picos de tensión. Estas críticas cruzadas erosionan la conducción de la fuerza policial más numerosa del país y dificulta el planeamiento de las tareas para luchar contra la inseguridad.

Esta situación tiene lugar en medio de la amenaza de nuevos reclamos por parte de efectivos (que se produciría el 11 de febrero en diferentes puntos de La Costa) y luego de que se separara de la fuerza a 400 agentes que participaron de la protesta salarial de 2020. Esto se suma a la ola de delitos que azota a la Provincia, con particular énfasis en el conurbano.

En este contexto, Sergio Berni volvió a ser blanco de las críticas de los jefes comunales. Argumentan que no hay gestión y que se deben disminuir de manera urgente los delitos en esta región del territorio bonaerense. Por su parte, el ministro responde que tiene el apoyo incondicional de la vicepresidenta Cristina Kirchner.

Así las cosas, en el Ministerio de Seguridad bonaerense están en alerta por lo que podría ser una nueva protesta de la Policía. El martes, la cartera que conduce Berni separó de la fuerza a 400 efectivos que participaron de las protestas que se desarrollaron en septiembre de 2020 en reclamo de mejoras salariales y equipamiento. Por aquel entonces, miles de agentes armados salieran a las calles sin conducción formal.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio