Otamendi: denuncian por contaminación y olores nauseabundos a un criadero de cerdos

En Comandante Nicanor Otamendi, se viene viviendo hace un tiempo una situación conflictiva entre un grupo de vecinos y los responsables de un criadero de cerdos que se estableció hace un tiempo prudencial a unos 2000 metros del centro de esta localidad.

Durante los últimos años, el proyecto aumentó considerablemente su producción, hasta tener actualmente 500 madres que generan 5000 animales desde pequeños hasta capones que salen a la venta en el mercado interno.

Los manifestantes realizaron la primera presentación ante el municipio de General Alvarado en 2016, denunciando que esa práctica generaba un elevado daño al medio ambiente repercutiendo directamente en la población, produciendo un “inaceptable riesgo para la salud”.

Por ese entonces, aducían que los desechos  “eran vertidos a ambos lados de la calle pública que rodeaba al pueblo, formando piletones con aguas estancadas sin el tratamiento correspondiente”,  generando a su vez “un foco de contaminación y ambiente propicio para crecimiento de plagas como moscas y mosquitos, vectores de varias enfermedades”.

Por otro lado, se expuso la utilización de “productos químicos tales como antibióticos y hormonas de crecimiento que les inyectaban o suministraban a los animales en alimentos para prevenir patologías y acelerar el engorde”.

Asimismo, denunciaron “olores nauseabundos que alcanzaban los 3000 o 4000 metros” dependiendo de la intensidad del viento cuando especialmente llega del norte o noreste.

El concejal del UCR/ Juntos por el Cambio, Roberto Gejena también realizó una serie de pedidos de informe para que el Departamento Ejecutivo explicara a través de las áreas correspondientes el desarrollo de la actividad y sus alcances.

“No hicieron nada estos últimos años desde el gobierno comunal, presentamos una notificación avalada con la firma de los vecinos afectados. También la hicimos llegar al OPDS y otras entidades, quienes inspeccionaron las falencias pero después el proceso se trabó. Ahora hay cada vez más cantidad de animales y el olor es impresionante”, dijo uno de los voceros vecinales.

Inspección

Durante la última semana hubo una nueva inspección conjunta al establecimiento rural por parte de funcionarios del Ministerio de Desarrollo Agrario de la provincia, ADA, la autoridad del agua, policía ecológica y el área de Bromatología de la municipalidad.

Si bien no se dio demasiada información sobre los resultados, habrían marcado algunos detalles a los propietarios y trascendió que el 14 de febrero se llevaría a cabo un nuevo registro de las instalaciones.

“Necesitamos que se tomen las medidas correspondientes, que se le exija a la empresa Vitalpor S.A realizar las obras para procesar los residuos de modo adecuado y que se revea la ubicación geográfica del establecimiento”, reflejaron los manifestantes en un comunicado.

Respuesta

El vocero de la firma que lleva adelante este emprendimiento productivo, Alejandro Lamacchia, fue entrevistado por el portal web Noticias de Otamendi, donde afirmó que, “se cumplen con todas las normas ambientales y fue elevada  toda la documentación que avala la actividad”.

“El criadero existe hace 20 años, pero desde los últimos 10 años tuvo un gran desarrollo con importante inversión. Lo que ocurre es que después se lotearon dos hectáreas y para construir 3 o 4 chalets importantes en una zona agropecuaria”, amplió el representante de la empresa.

Al mismo tiempo, Lamacchia declaró que, “hay una cortina forestal con árboles en línea simple y doble, y que se van realizando inversiones”.

“Hemos pasado 30 inspecciones, todo aquel que quiera se puede acercar al campo, queremos mantener una relación cordial con la comunidad”, concluyó.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio