¿Quién pagará por esto?

Un trabajador humillado, un funcionario alterando, un uniformado deteniendo, un acusador atormentando.

¿Quién pagará por esto?

Un trabajador encerrado, un político esquivando, un comunicador confundiendo, otro político callando.

¿Quién pagará por esto?

Un trabajador doliendo, un vecino prejuzgando, un jefe persiguiendo, un juez descansando.

¿Quién pagará por esto?

Hostigamiento y autoritarismo, desidia y apañamiento en el edificio de la calle 19.

¿Quién pagará por esto?

Días eternos pasaron:

El funcionario, el acusador y el uniformado siguen gozando.

El político, el comunicador y el otro político siguen divirtiendo.

El vecino, el jefe y el juez siguen disfrutando.

Y el trabajador solidario, como en tiempos de la larga noche negra, sin presunción de inocencia en la hacinada cárcel sigue penando...

¡Huele mal en Balcarce!

¿Quién pagará por esto?

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio