Mar del Plata: Matías Montín regresa a su casa y pidió que los agresores “digan la verdad”

Matías Montín, el joven turista que fue golpeado con una botella en un boliche de Playa Grande, retorna hoy a su casa tras permanecer casi dos semanas internado y antes de dejar Mar del Plata pidió que sus agresores “digan la verdad”.

“A mis agresores les diría que digan la verdad de lo que pasó y que yo no le deseo el mal a nadie”, dijo Montín durante una conferencia de prensa desarrollada este mediodía en la esquina de La Rioja y 9 de Julio.

En ese contexto, el joven dijo que aún no recuerda el momento en que fue golpeado con una botella en su cabeza, pero sí lo ocurrido el resto de la noche. “Estaba yendo a tranquilizar todo y ver que había pasado. Yo no sabía por qué uno de los chicos le pegó a mi amigo y quería tratar de que se relajen para que cada grupo pueda disfrutar la noche y seguir adelante, pero no llegué a hablar ni a verles la cara que me pasó esto”, dijo.

Asimismo, reflexionó: “Al principio estaba triste por lo que pasó, me preguntaba porqué me pasó a mí, pero gracias a la gente que me apoya y me motiva voy a salir adelante para vivir la vida. No encuentro la respuesta de por qué me pasó esto, la estoy buscando y espero algún día encontrarla”.

Tras dejar la clínica privada de la ciudad en la que curso la internación, Montín dijo sentirse “bien” y “mejorando cada día un poquito más”, aunque tendrá que afrontar una larga recuperación.

“Tengo un coagulo en la cabeza y, si bien los médicos me dijeron que estoy mucho mejor, voy a tener que hacer una vida muy tranquila, sin actividad física ni ese tipo de cosas. Voy a estar acompañado de la gente que me quiere, como mis amigos y mi familia”, resaltó.

Montín contó también que su padre, Carlos, recibió dos llamadas por parte de dos madres de los jóvenes involucrados en el hecho, quienes se disculparon por lo ocurrido.

Ante la pregunta de si a raíz del hecho teme volver a su vida habitual, respondió que “para nada”. “No tengo miedo, ni un poquito. Es más, quiero volver a esa vida. A volver a salir y hacer todas las actividades que hacía antes”, aseguró.

Por otra parte, consideró que durante el episodio el boliche actuó “por una parte bien y por otra mal”.

“Los patovicas no actuaron a tiempo, según me contaron a mí, pero por la parte de que estuvo la enfermera todo el tiempo acompañándome estuvieron muy bien. El boliche no tiene la culpa, en ningún momento la tuvo”, sostuvo.

Por último dijo que le llamó la atención como impactó en todo el país la noticia de lo sucedido y agradeció a quienes se preocuparon por él. “Les agradezco a todos el aguante, los mensajes y los rezos por mí. Les agradezco un montón”, concluyó.

En tanto, su padre Carlos manifestó sentir “una felicidad terrible” debido a que su hijo abandone el hospital. “Fueron 14 días muy duros y sobre todo los primeros siete fueron terribles, pero hoy estoy muy feliz de tenerlo acá”, resaltó.

En este sentido agradeció al intendente intendente Guillermo Montenegro, quien afirmó que estuvo “todos los días” ayudando a su familia, a Facundo Moyano, que sin conocerlos les dio “el hospedaje en un hotel” y al Comisario Mayor Lucio Pintos que “siempre actuó, hizo todo” y hubo momentos en fue “su oído” y lo “tranquilizaba”.

“Ahora tenemos que disfrutar. La recuperación va a ser lenta, pero va a estar bien”, resaltó Carlos.

Para finalizar, la madre de Matías tildó la recuperación de Matías de “milagrosa”. “Parecía que se moría y me parece increíble tener a mi hijo acá. Estoy muy emocionada”, concluyó.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio