Un orgullo que cumple siete décadas

Nació un 6 de enero de 1951 por iniciativa de Alfredo Capparelli y los hermanos Raúl y Cipriano Higuera, quienes entendieron que Balcarce necesitaba contar con un cuerpo de bomberos voluntarios.

La reunión que marcó el inicio de esta historia institucional se concretó en el domicilio particular de la familia Rocco, en la calle 15 entre 10 y12. En el acta fundacional se dejó en claro que la creación es "con fines puramente filantrópicos y con la misión primordial de extinguir incendios y prestar concurso en cualquier catástrofe o calamidad pública donde pueda ser necesario su auxilio". El primer presidente elegido fue Pedro Sánchez mientras que los vecinos Vicente de Llanes, miembro de la comisión directiva y su hermano Simón, integrante del cuerpo activo, cedieron en forma gratuita el galpón de un inmueble ubicado en la calle 12 entre 13 y 15 para que allí comiencen a desarrollar sus tareas los servidores públicos.

Al mismo tiempo Orlando Rocco donó una sirena de alarma, la cual fue colocada en la parte alta de la fábrica de Fideos Erbetta, que funcionaba frente al cuartel. Una integrante de la familia de Llanes era la encargada de accionarla para convocar a los bomberos para la emergencia.

La historia cuenta que en los primeros años de vida de la entidad los incendios se combatían con herramientas manuales que eran transportadas en el primer vehículo que llegaba al cuartel. Incluso los propios vecinos colaboraban en los incendios con baldes para arrojar el agua.

Recién en julio de 1957 se pudo adquirir la primera unidad. Fue en la localidad de San Martín. Se trató de una camioneta tanque, Chevrolet modelo 28, quien aún conserva en impecables condiciones la Asociación de Bomberos Voluntarios.

Su primera intervención fue en enero de 1958. Concurrió a la "curva de Sarapistón" donde ardían 7 mil litros de combustible.

Otro hito importante alcanzado fue en materia administrativa con la obtención de la Personería Jurídica ese mismo año.

En la década del '60, la oficina de la entidad funcionó en un local de calles 8 y 13 cedido por Jorge Barrios. Posteriormente, gestiones llevadas a cabo por la Comuna a través del intendente Juan Pastori y Rogelio Adobbati permitieron que se donara un amplio terreno en calle 2 entre 15 y avenida del Valle, actual sede de la entidad.

Las crónicas periodísticas de aquella época señalaban que "el esfuerzo no se detiene y ahora como nunca, con el respaldo de todos los balcarceños, se acerca la posibilidad de la casa propia. Los bomberos están decididos a dejar su pequeño asiento de calle 12, para trasladarse a su otra casa".

Fue el 5 de junio de 1966 que se inauguró la nueva sede. Unas mil personas participaron de la trascendente ceremonia de inauguración de la "nueva casa". Un grupo de vecinos encabezados por Juan Pallante, se puso "el equipo al hombro" y llevaron a cabo la ambiciosa obra a partir de las donaciones y colaboraciones de la comunidad. Todo esto fue posible por el espíritu solidario de quienes se comprometieron con el proyecto, logrando inaugurar uno de los mejores cuarteles de la provincia de Buenos Aires.

Un periodista de la época publicó: "En estos años de existencia de los Bomberos Voluntarios, estos hombres, han logrado algo que está más allá del efecto de su acción específica, más allá de siniestros extinguidos, de heridos trasladados, de accidentados rescatados del peligro. Y los años siguieron, y en todo este tiempo han alcanzado una meta más pura, más humana: que es la de unir a la comunidad de Balcarce, haciendo que todos sientan la necesidad de contribuir con ellos en la seguridad que ayudando, se estarán ayudando a sí mismos".

RECONOCIMIENTO

Esta historia que hoy hace posible que Balcarce cuente con una institución reconocida por toda la comunidad se escribió y se sigue escribiendo con mucha voluntad, ganas y trabajo. Y no se detiene en el tiempo.

Cada día se escribe un nuevo capítulo producto del mantenimiento del carácter voluntario que protagonizan estos verdaderos custodios de la comunidad, siguiendo la conducta trazada por aquellos pioneros cuya máxima satisfacción era ayudar al prójimo.

Asociación de Bomberos Voluntarios de Balcarce: ¡Feliz cumpleaños!

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio