Servicio de agua potable y cloacas: "SAPEM o no SAPEM, esa es la cuestión"

"Ser o no ser, esa es la cuestión" es la primera frase del monólogo de Hamlet, una de las obras más famosas de Shakespeare. En este caso, apelando a ella y haciendo un juego de palabras es que le cambiamos su significado para convertirla en "SAPEM o no SAPEM, esa es la cuestión".

Para aquel lector desprevenido, si bien se viene hablando desde hace un par de meses de esta figura, la SAPEM significa Sociedad Anónima con Participación Estatal Mayoritaria. Es la figura legal elegida por el intendente Esteban Reino para que el servicio de agua potable y cloacas, privatizado en 1994 durante la gestión del por entonces Intendente José Luis Pérez, vuelva a la órbita municipal.

No será la municipalización tal cual la planteó el radicalismo en 2014 cuando sobre la hora el Concejo Deliberante, aquel sábado 31 de mayo, debió reunirse para aprobar la prórroga -la única que estaba autorizada en el convenio- a Aguas de Balcarce por otros siete años y medio sino que se inclinó por la figura de la SAPEM que le permite tener el 51% por ciento de las acciones o más al Estado, quien tendrá el control de los actos administrativos y de fiscalización de gestión, y también acepta el ingreso de capitales privados para que sean invertidos en obras de infraestructura.

EMERGENCIA Y PRORROGA

Anteanoche, como lo informó ayer El Diario, el deliberativo se reunió para tratar el proyecto de Ordenanza declarando la emergencia del servicio sanitario y la prórroga excepcional por un tiempo máximo de un año al actual concesionario. Por 11 votos a favor y 7 en contra, el oficialismo logró su propósito.

Pero el debate dejó aristas interesantes en materia de análisis político de uno y otro lado.

Para Juntos por el Cambio, haber conseguido lo que buscaba, respetando el pensamiento del radicalismo balcarceño, socio mayoritario de dicho espacio, defendido a rajatabla en 2014, significará un desafío trascendente. "Tenemos la firme convicción de que el Estado Municipal es quien debe hacerse cargo del servicio", afirmó Facundo Laso al defender la iniciativa.

El debate fue caliente e intenso por las argumentaciones que se dieron a favor y en contra de la SAPEM. Hubo coincidencia al remarcar que si bien el servicio está privatizado, las obras siempre son financiadas con aportes mayoritarios del Estado y no del concesionario.

Gustavo Bianchini recordó que en aquella sesión de 2014, Martín Pérez, concejal por el oficialismo de entonces, ya había dicho que Aguas de Balcarce estaba desfinanciada.

Pero previamente, José Luis Pérez (Cumplir) se preguntó si el compromiso asumido por Aguas de Balcarce en esta última etapa de construir un tanque de 1.000 metros cúbicos, recambio de bombas impulsoras y de medidores, se cumplió. "Esto es grave, realmente. Todos sabemos que hoy la empresa cobra sin medir el consumo del agua en cada propiedad. Paga lo mismo el que tiene una pileta que el que no la posee. ¿Cumplirá el concesionario en este año de prórroga con las obras comprometidas? En diciembre se le aprobó un aumento tarifario del 38% sin que el oficialismo le exigiera las obras.", dijo.

El oficialismo y oposición coincidieron en que no se llame nuevamente a licitación del servicio porque, como se dijo anteriormente, las grandes inversiones en obras corren por cuenta del Estado. Las diferencias surgieron en la figura elegida para lo que vendrá.

SAPEM vs. ABSA

Agustín Cassini (JxC) sostuvo que con la SAPEM el Ejecutivo tendrá soberanía tarifaria mientras que su par de bancada Sebastián Pinilla indicó que ABSA S.A. "hoy no es alternativa para hacerse cargo del servicio aunque podría ser socio en una SAPEM". Pero eso no fue todo. Ante la "improvisación" que vio en el manejo del tema el justicialismo en sus distintas versiones, el edil que representa al Pro respondió: "Pegar un golpe de timón es una fortaleza y no una debilidad".

Desde el arco opositor, Pérez planteó que crear una SAPEM con un socio privado "para que el Estado ponga el dinero, no es la mejor opción. Se sabe que todas las sociedades mixtas entre lo público y lo privado han fracasado en el mundo. Si Aguas de Balcarce dice que no se hacen obras porque no hay rentabilidad, ¿para qué sigue? Es raro. Respaldamos una municipalización pero no el invento de una SAPEM. Soy poco optimista sobre esta figura".

En ABSA S.A. cree la oposición que está la solución, o dicho de otra manera la mejor opción. Por eso Eugenio Gardella (Frente de Todos) lamentó que no haya tenido en cuenta el Departamento Ejecutivo al momento de la evaluación aquella posibilidad. Es más, había enojo manifiesto porque minutos antes del inicio de la sesión en ese bloque se recibió una nota en la que le hacían saber que el Intendente no avanzaría en esa alternativa que a fines de diciembre le habían acercado.

Pero ese no fue el único malestar. Había otro al que le atribuían "intencionalidad política" y fue en el manejo de la información del tema. Reveló Sol Di Gerónimo (Frente de Todos) que hubo ocultamiento de información ya que el Ejecutivo el 7 de diciembre tomó conocimiento, a través del Tribunal de Cuentas bonaerense, que podía prorrogar la concesión del servicio por una vez más y de manera excepcional pero para ello previamente se debía declarar la emergencia del servicio con la debida justificación ante la necesidad que tenía de contar con tiempo para crear y poner en marcha la SAPEM. Acto seguido, el 23 de ese mes hubo una sesión extraordinaria donde Juntos por el Cambio le aprobó un aumento tarifario del 38% a Aguas de Balcarce ante el enojo opositor. "Sabiendo que le prorrogaban el contrato, autorizaron una suba tarifaria. Y encima no está debidamente justificada la emergencia del servicio", apuntó.

Ese argumento fue respaldado por Juan Pablo Vismara (Unidad Ciudadana) al entender que se estaba ante un acto jurídico "que goza de total ilegalidad" porque se preguntó de qué manera la pandemia afectó el servicio sanitario. "No hay explicación que valide ese acto jurídico. No es el camino a seguir. ¿Tan mal le va a Aguas de Balcarce que se quiere quedar? Capaz que se queda para saldar las deudas en materia de obras que no hizo desde 2014", terminó diciendo de manera irónica.

PRIMER OBJETIVO, LOGRADO

Después de casi dos meses de abordaje de la cuestión, Reino logró su propósito. No tuvo impedimento en el camino para avanzar hacia el objetivo deseado al contar con mayoría propia en el deliberativo.

La apuesta por ABSA que hizo el justicialismo no modificó en nada la idea generada desde el Ejecutivo, que está cobrando forma legal y deberá instrumentarse en el plazo máximo de un año. ¿Será antes de fin de año? Y otro interrogante, aunque aún es prematuro saberlo, es conocer si aparecerá el privado interesado en invertir en acciones en la futura SAPEM. ¿Será Aguas de Balcarce?.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio