El calvario de Delfina: fue víctima de violencia de género y lo contó en Instagram

Entre lágrimas describió lo que calificó como un verdadero calvario. Sintió que debía visibilizar su drama ante la falta de respuestas de la Justicia.

El miedo la invade y por eso decidió mirar a la cámara de su teléfono celular y revelar que era víctima de violencia de género desde hacía cinco años con quien fue hasta hace unos días su pareja y con la cual tienen en común una criatura de un año y medio.

En su historia de Instagram, Delfina Godoy (19 años) escribió que al no actuar la Justicia con celeridad y no existir una condena penal, resolvió apuntar a la condena social "para que no tenga el poder de hacerle a ninguna mujer lo que me hizo a mí", aludiendo a su expareja.

HISTORIA DE UN DRAMA

En la mañana de ayer recibió, junto a su hermana Agostina, que la contiene y la cuida, a El Diario. Su historia de violencia lamentablemente comenzó a escribirse siendo una adolescente, a los 14 años, cuando inició su relación amorosa con Nahuel, con quien hace un año y medio tienen un hijo.

"Desde el comienzo de la relación sentimental comenzó a pegarme. El bebía mucho alcohol, se transformaba y se ponía violento. Estando embarazada recuerdo que me tomó de los pelos y me tiró arriba de la cama el día de mi cumpleaños. Pude irme de allí con mi familia sino la cosa terminaba mal", contó angustiada.

La reiteración de hechos de violencia hacia su persona impulsaron a las hermanas de Delfina a radicar denuncias en la sede de la Comisaría de la Mujer. Pero el amor por Nahuel llevó a perdonarlo una y otra vez.

"Yo realmente lo quiero -afirmó- Una se pone ciega cuando quiere y ama a una persona. Aguantaba todo por mi hijo. Hoy no tengo a donde ir ni sustento económico porque no tengo trabajo. No quiero que mi hijo se críe en un ambiente violento, con peleas constantes, porque realmente sufre".

A pesar de esas denuncias, Delfina aseguró que no encontró la respuesta esperada. "Las denuncias terminaban en un archivo. La única ayuda que me dieron es un botón antipánico, que debo retirar mañana (por hoy), y el dictado de una restricción de acercamiento para el agresor", detalló.

Acompañada por su familia, la joven madre se siente aliviada en ese ámbito aunque el temor la persigue si sale a la calle por miedo a su expareja o sus familiares. "Están en contra mío. La familia me odia", dijo.

- ¿Qué te impulsó a contar tu historia en las redes sociales?

- Siento que la Justicia me está dejando sola. No quiero ser una noticia más. Un día él me va a pegar mal y no la voy a contar. La última vez, el viernes pasado, me pegó un golpe en la nariz (rompió en llanto). No quiero salir en las noticias porque me mataron. Quiero hacerlo antes para que me puedan ayudar y no me dejen sola. No quiero dejar a mi hijo solo.

PEDIDO DE AYUDA

Delfina contó que atraviesa una situación económica apremiante. El padre de su hijo no le acerca dinero y ella no tiene trabajo aunque hace varios meses que está intentando conseguirlo.

Mientras tanto, espera que la Justicia actúe y resuelva su situación que le permita poner fin a esta "pesadilla".

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio