Joven madre denunció mala praxis: "Con 28 años me destrozaron la vida"

El dolor físico y la angustia invaden a Melina Augier, de 28 años. Acostada en su cama, y prácticamente impedida de desplazarse, después de una serie de intervenciones quirúrgicas a las que fue sometida tras ingresar a la guardia del Hospital Municipal Subzonal con un cuadro de presunta apendicitis, asegura que tiene miedo, siente impotencia y reclama ayuda para poder ser derivada a un centro asistencial especializado que le resuelva su problema de salud.

El calvario que sufre la joven madre de cinco hijos se inició en agosto cuando llegó con un dolor abdominal al centro asistencial. Fue sometida a una intervención quirúrgica bajo el sistema de laparoscopía y a los tres días regresó a su hogar. El problema comenzó con un cuadro persistente de fiebre que obligó a Melina a regresar al Hospital. Fue hisopada para saber si tenía Covid-19, aislada por tres días y nuevamente operada, comprobándose que presentaba un cuadro infeccioso.

Según relató a El Diario, en esa circunstancia le perforaron el intestino lo que derivó en una tercera intervención que llegó a que estuviera dos meses internada.

DESGARRADOR TESTIMONIO

Su relato fue estremecedor al describir lo que sufrió y lo que sufre ahora: "Estuve en terapia intensiva siete días con la panza abierta. Me hicieron tres lavados para limpiar la zona infectada. Luego me dieron de alta y desde entonces me encuentro en cama. Pero me siento dolorida".

Y agregó antes de romper en llanto: "Con 28 años me destrozaron la vida. Quiero volver a ser como era antes, me quiero levantar y no puedo porque sufro desmayos, quiero jugar con mis hijos. Mi marido necesita trabajar porque vivimos al día. No soy un animal para que me traten así. Me da bronca y no quiero que lo que me pasó a mí lo viva otra persona. Siento impotencia. Quiero que me devuelvan mi vida, quiero ser la Melina de antes".

La mujer aseguró que tiene miedo de regresar al Hospital para ser atendida después de lo que está sufriendo. La solución pasa por una derivación a un centro asistencial especializado pero no encontró aún respuesta de los directivos del Hospital.

"No aguanto más", terminó diciendo.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio