Tandil: En un puesto sanitario, secuestraron autos y drogas tras una fiesta clandestina

El domingo a la mañana, el personal que estaba en el puesto de control de las rutas 226 y 30 se llevó una sorpresa al interceptar a siete vehículos, cada uno de ellos con entre 4 y 5 ocupantes que, según confesaron, regresaban de una fiesta clandestina.

La cantidad de autos y personas llamó la atención de los agentes, que inmediatamente los retuvieron e indagaron sobre su procedencia. De acuerdo a lo expuesto, habían participado de una reunión en una quinta que se encuentra sobre el camino de acceso a la Base Aérea. El comportamiento de los conductores y ciertas dificultades que manifestaban al hablar, encendieron la luz de alarma y desde el retén sanitario se comunicaron con el 101 para solicitar refuerzos al destacamento vial.

En comunicación con el ciclo “Cosas que pasan” (104.1 Tandil FM), Walter Villarruel, director de Control Urbano Vehicular, quien se hallaba en el lugar en ese momento, explicó que inmediatamente dispusieron de un procesador de sustancias para realizar los testeos correspondientes. Por ley, solamente pueden ser utilizados en los conductores y no en el resto de los pasajeros a bordo, no obstante las pruebas arrojaron resultados positivos en los siete casos.

“Dieron todos positivo para varias sustancias: metanfetaminas, anfetaminas, marihuana, cocaína y un derivado del opio. Se trató de un consumo más que importante”, detalló el funcionario.

Seguidamente, las autoridades procedieron a secuestrar los vehículos y las licencias de conducir, excepto en uno de los casos, cuyo conductor no poseía el registro pertinente y se le labró una infracción también por esto.

Además, la policía vial rubricó contravenciones por tenencia de estupefacientes debido a que dos personas que formaban parte del nutrido grupo poseían en ese momento diferentes sustancias ilegales. Y por último, se sumaron las infracciones al art. 205 del DNU por violar el aislamiento. 

No hubo aprehendidos y al terminar el operativo, que duró toda la mañana, los infractores se retiraron en remises y autos particulares del puesto.

“Son decisiones que uno no entiende, pero nos llamó la atención la cantidad de gente que se desplazaba, tipo caravana. No hacemos la vista gorda, avisamos a quién corresponde y hacemos nuestro trabajo, es una lástima que se hagan estas reuniones”, expresó Villarruel.

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio