En Mar del Plata sigue la protesta policial aunque el servicio no se ve afectado

Cuando el presidente Alberto Fernández concluyó su mensaje a través del que buscaba llevar tranquilidad a la población y anunciar medidas tendientes a aumentar los salarios de la Policía Bonaerense, por medio del traspaso de recursos de coparticipación a la Provincia, las autoridades municipales y de la misma fuerza a nivel local esperaban que la protesta frente a la comisaría primera se levantara.

Para ese entonces, la manifestación de los efectivos de franco, los uniformados retirados y sus propios familiares había cumplido la tercera jornada consecutiva también en Mar del Plata.

Si bien la manifestación había comenzado el lunes frente a la Jefatura Departamental, ya desde las 22 de ese día se trasladó a la puerta de la comisaría primera, en Independencia, entre San Martín y Rivadavia. En dicho lugar, tanto el martes como miércoles los asistentes interrumpieron el tránsito de vehículos y reclamaron mejoras con bombos y banderas.

En varios pasajes de la tarde los manifestantes señalaron que iban a realizar un acampe para pasar la noche. Es que hasta que habló Fernández, producto de la presión ejercida en las afueras de la quinta de Olivos, el gobierno provincial mantenía su postura de oficializar este jueves los detalles del aumento salarial para la Policía Bonaerense. Esto finalmente se concretará de esta manera; sólo que con el mensaje del Presidente la situación de alguna forma se atenuó.

“Quiero transmitir mi más enérgico repudio por las manifestaciones en la Quinta Presidencial de Olivos y en la casa del gobernador Axel Kicillof. Los reclamos pueden ser justos, pero no es la forma ni el lugar. Siempre el diálogo es la mejor salida ante cualquier conflicto”, escribió en su cuenta de Twitter el intendente Guillermo Montenegro, el miércoles por la tarde, con el objetivo de expresar su apoyo al mandatario bonaerense a pesar de integrar un partido político opositor.

La postura de Montenegro, al igual que la del Presidente -expresada luego- y la de muchos otros dirigentes políticos, buscó llevar tranquilidad a los ciudadanos, ya que la tensión había aumentado y se temía por una posible desprotección en distintos sectores del distrito.

Sin hechos de gravedad

Como había ocurrido el martes, a pesar del reclamo desarrollado con patrulleros estacionados sobre la avenida Independencia, el servicio de seguridad no se vio afectado en ninguna zona de Mar del Plata. Tampoco se reportaron hechos policiales de gravedad.

Según las fuentes consultadas por LA CAPITAL, esto se debe a que el patrullaje se cumplió con normalidad, como lo habían prometido desde la fuerza, ya que la manifestación es llevada a cabo por personal de franco, efectivos retirados y familiares de los uniformados. En suma, miembros de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) local, del área de Drogas y Policía Motorizada llevaron a cabo tareas de refuerzo de los sitios considerados de mayor peligrosidad.

“Los vecinos nos apoyan”

“Los vecinos nos apoyan porque saben la problemática. Con 7 litros de nafta para 12 horas de recorrido no se puede hablar de seguridad”, dijo este miércoles a la mañana ante los medios uno de los manifestantes en la puerta de la comisaría primera.

A nivel provincial, el epicentro del reclamo se mantuvo en las puertas del Centro de Coordinación Estratégica de la policía provincial en Puente 12 en La Matanza. Los efectivos demandaron durante toda la jornada definiciones sobre el porcentaje de aumento, lo cual recién se conocerá el jueves.

Según manifestó la ministra de Gobierno bonaerense, María Teresa García, Kicillof terminaría de definir los detalles de la suba salarial que otorgará a los efectivos y formulará el anuncio “el jueves a primera hora”. Por su parte, el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, ratificó en su cargo al ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, ante rumores de que había presentado su renuncia ante el gobernador.
Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio