Aprueban la reapertura del Casino de Tandil

Tras varios meses cobrando solo el 50 por ciento de su sueldo, finalmente los empleados del casino lograron llegar a un acuerdo con la Provincia y percibir, por lo menos hasta octubre, hasta un 25 por ciento más.

Luego de días de incertidumbre y con una situación cada vez más compleja teniendo en cuenta que las salas de juego, en el marco de la pandemia por el coronavirus, no han sido habilitadas, los casineros lograron mejorar las condiciones en las que se encuentran, pese a que las incertezas respecto a lo que ocurrirá en el futuro se mantienen.

Juan Pablo Ibáñez, representante del Sindicato de Administración, Maestranza y Servicios de Casinos en Tandil, dialogó con El Eco de Tandil y contó los arreglos a los que arribaron y evaluó que probablemente no reabran hasta enero o febrero del año próximo.

“Hubo un acuerdo. Nosotros veníamos cobrando el 50 por ciento del sueldo, pero a través de este convenio se va a recibir, en promedio entre todos los empleados, entre un 65 y un 75 del salario completo”, reveló.

Cabe señalar que la caja de empleados, la bonificación compensatoria, un porcentaje de las máquinas y las propinas están incluidas en el sueldo, de modo que al no estar abiertos, no cuentan con ese dinero: “Son parte del salario, se paga aporte jubilatorio, obra social y también se cobra con el aguinaldo. Pero no se estaba pagando”.

Analizó que teniendo en cuenta la crisis sanitaria que se está viviendo, y principalmente la coyuntura económica nacional y provincial, es un acuerdo que “va a venir muy bien para los trabajadores” y que se extenderá, por lo menos, hasta el mes diez.

Asimismo, trazó una analogía con lo ocurrido en el 2009, cuando el casino debió cerrarse por la Gripe A. En aquel momento, a todos los trabajadores se les abonó un proporcional a los últimos doce meses.

“Pero en aquella ocasión estuvo cerrado durante algún tiempo, no era en un contexto de pandemia. Esto sacó a relucir este tipo de cuestiones, nadie se iba a imaginar esto”, explicó y agregó: “Cuando fue la Gripe A nosotros cobramos un proporcional de los últimos doce meses. Empero ahora la provincia de Buenos Aires estaba en un estado crítico y el Covid-19 lo profundizó, entonces cambió el escenario de la negociación. Porque esto va para largo; los casinos van a estar cerrados, como mínimo, hasta noviembre. Y si me preguntas a mí, si no pasa nada antes, no sé si no llegamos a enero o febrero”.

Presentación de un protocolo

A fines de junio el representante del Sindicato de Administración, Maestranza y Servicios de Casinos en la ciudad había advertido en comunicación con este medio que, junto con el gerente del Casino y algunas autoridades, habían comenzado a elaborar un protocolo “mirando hacia adelante”.

Finalmente lograron concretar reuniones con autoridades municipales y se presentaron dos protocolos, uno para la rama juego y otro para la administrativa. Ambos fueron avalados por el Sistema Integrado de Salud Pública.

“El Municipio ya lo autorizó pero ahora hay que elevarlo a la Provincia. Calculo que se estará mandando esta semana o la que viene a Mar del Plata y desde ahí se envía al Instituto. Cuando la Provincia decida abrir, Tandil ya tiene el protocolo habilitado por el SISP”, contó.

El protocolo es similar al que presentaron otros rubros que ya han sido habilitados en nuestra ciudad. Deberán respetar el 50 por ciento de la capacidad, habrá una máquina prendida y dos apagadas y una serie de cuestiones más que hacen a la actividad, como por ejemplo el control de ingreso.

“Esto es como todo, escrito está, pero una vez que lo bajas a la práctica seguramente habrá que hacerle algunas correcciones a medida que va funcionando”, mencionó Ibáñez.

Cantidad de empleados y otros acuerdos

Los trabajadores de la rama de juego y de administración del Casino de Tandil son empleados públicos, mientras que la empresa Boldt se encarga de prestar el servicio de las máquinas, de barra y de marketing.

Por tal motivo, en la ciudad el acuerdo de mejora salarial en esta época de pandemia abarca solo a los 120 o 130 trabajadores públicos y no a los que responden a la firma mencionada.

Cabe mencionar que en el convenio también hubo otros arreglos: “Había cinco expedientes de pase a planta permanente. En el Gobierno anterior, la gobernadora se había comprometido en paritaria a firmarlo y nunca lo hizo. Ahora, eso está en el acta acuerdo, y aquellos que ya tenían presentados los papeles van a pasar a planta permanente”.

Fuente: Eco
Artículo Anterior Artículo Siguiente
Informese Primero - El Diario Digital de Balcarce

Haz click en el anuncio