Valoran prueba piloto del Club después del Cole

Desde el Club después del Cole, como programa en Balcarce destinado al abordaje de las distintas infancias, se comenzó a aplicar como prueba piloto, teniendo en cuenta la situación en la que se encuentran los niños de nuestra localidad frente al Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio, una acción en espacios públicos.
La integrante del equipo, Maite Azcárate, habló sobre la realización que tuvo días pasados en las plazas de los barrios “Integración” e “Hipólito Yirigoyen”. “La idea es ocupar las plazas como espacios amplios para respetar el distanciamiento y llevando a cabo las medidas de higiene correspondientes”, indicó.

Los concurrentes desarrollaron actividades en tres turnos de cuarenta minutos con profes y elementos. “Los niños cumplieron cuatro estaciones de ejercicios aeróbicos y de postas donde se cuidó que no hubiera aglomeraciones ni elementos de intercambio. El objetivo fue cuidar a los chicos, a los profes y a las familias durante tres horas que pasan con nosotros: los lunes y miércoles, de 14 a 17”, apuntó.
Por su parte, la coordinadora, Fara Amado Cunqueiro, indicó que la acción permitió que “las familias encontraran una rutina que los organizó y les permitió prever en qué momento estar con lo de la escuela y cuándo poder compartir el tiempo de ocio”.
En tanto, resaltó que esta interacción con las familias hizo que éstas se mostraran muy agradecidas y que el programa se transformara en un importante sostén y un espacio de encuentro más allá del espacio físico.
“Fue muy emocionante observar nenes que hacía mucho tiempo que no se veían y el recaudo que tuvimos que tener para que la demostración de afecto fuera controlada”, analizó Cunqueiro.
Asimismo, reconoció que la propuesta les permitió a los chicos tener un momento de distención y poder atravesar la angustia que sienten con el aislamiento y la falta de contacto con sus pares de la mejor manera.
Artículo Anterior Artículo Siguiente